Estar en una relación a distancia no es nada fácil; ambos deben estar preparados para tener discusiones, sentir celos, miedo y obviamente extrañar mucho. Muchas personas te dicen que mejor ellos no se pondrían en una situación así, otros dirán que para ellos no hubo ningún problema. La realidad es que nadie experimenta en cabeza ajena y hasta que estás en una situación así es que empiezas a sacar tus propias conclusiones.

En mi caso, hablaré de mi propia experiencia y es por eso que podré decirte qué cosas he aprendido de vivir una relación a larga distancia.

1.La distancia no debe hacer la lejanía

Este punto para mi es el más importante y por eso decidí que fuera el primero. Cuando una pareja se debe separar porque hay distancia de por medio, no se debe caer el mundo, lo bueno de esto es que siguen juntos y deben aprender a que el hecho de que haya una distancia que los separe, ustedes deben de estar aún más juntos, ésta no debe ser el pretexto para alejarlos.

2. Independencia 

He aprendido que aún cuando están juntos cada quien está empezando a hacer una ‘nueva vida’ y a acoplarse a un método diferente de sobrellevar su relación; la independencia es básica en esta situación, no puedes dejar tu vida en pausa hasta que vuelvan a estar juntos, debes aprender a vivir independientemente, pero en sincronía.

3. Seguridad 

Obvio que tener una relación a distancia da miedo y más al principio porque no conoces lo que te espera y lo que es peor, si eres de los que se quedan, no conoces su mundo allá; pero por eso existe la comunicación para que se sigan platicando y haciendo parte de sus vivencias, no porque estén separados deben dejar de compartir sus vidas. ¡Sé parte de su nueva vida, así como tú no lo dejes de hacer partícipe de la tuya!

4. Confianza 

Esta como que no te queda de otra, o la aprendes o no va a funcionar tu relación. En una relación a distancia, la confianza será la base de todo.

5. Tiempo 

Aprenderás que el tiempo es muy valioso, el tiempo que se dan para hablar, el tiempo que se dan para ustedes mismos, el tiempo que invierten antes de volverse a ver… Todo, el tiempo será su mejor o peor enemigo, pero lo mejor que pueden hacerlo es valorarlo. Si tienen aunque sea dos minutos libres aprovéchenlos para hablarse o escribirse, “el tiempo es oro”.

 

6. Paciencia 

Si la paciencia no es una de tus virtudes, no te preocupes porque con una relación a distancia créeme que aprenderás a tenerla; habrá muchas veces que querrás mandar todo por la borda y pensar que tú no estás hecha para esto, si te sucede eso detente a respirar, recordar porqué elegiste estar en esa relación y seguir adelante con fe y paciencia… Mucha paciencia.

7. Comunicación 

Cuando vives una relación así lograrás aprender a expresar muy bien lo que sientes, ya que no estás físicamente para demostrarlo o expresarlo. Las palabras se convertirán en uno de los factores más poderosos e importantes de su relación. Además, la comunicación debe ser una constante para evitar que se sientan ‘lejanos’ y con ella debe venir el entendimiento y la sinceridad.

8. Ahorrar 

Esto también será una gran lección durante su separación, aprenderás a ahorrar cada centavo que puedas para que el dinero no sea un impedimento para volverse a ver.

9. Detalles

A veces cuando ves diario a tu pareja los detalles pasan a segundo plano y dejan de ser constantes o importantes, sin embargo si estás en una relación a distancia, estos deben regresar a ser constantes, es una de las mejores formas de expresar que quieres y extrañas a tu pareja. Si ya estás en la situación, vívela de la mejor manera, mándense cosas, diviértanse pueden intentar hasta mandarse cartas por correo y retomar esas tradiciones antiguas de cortejo.

10. Sustituir 

Esto es muy importante, si vives una relación a distancia aprenderás a sustituir unas cosas por otras; es decir tal vez ya no estarás todos los fines de semana con tu pareja, pero esto no quiere decir que ya no tendrán citas, no por ser internet deja de ser válido o importante, el punto es no olvidarse de ustedes como pareja y tratar de modificar todas esas cosas que hacían cuando estaban presencialmente juntos a otras que pueden hacer a distancia.

Una relación a distancia no es imposible, mientras que ambos pongan de su parte y tengan las ganas y el interés, además puede ser muy buena para ustedes y ayudarlos a crecer y aprender mucho.

(Lety Casarín)