En ocasiones solemos guardarnos muchas cosas que sentimos para no hacer enojar a nuestra pareja o evitar una discusión, sin embargo limitarnos a no hablar puede resultar algo pésimo para la relación, porque tarde o temprano llegará el punto en el que exploten y terminen por decirse todo lo que no les gusta de manera agresiva y sin pensarla. ¡Ojo! Esto no significa que tenemos que despertarnos todos los días y decirle a nuestro novio todas las cosas que nos molestan, hay que saber abordar ciertos temas, escuchar su opinión al respecto, darle el beneficio de la duda y como bien dicen… ELEGIR BIEN NUESTRAS BATALLAS.

Aquí te ayudaremos a saber cómo puedes abordar estos temas que tal vez te causan conflicto.

1. Te extraño, hoy quédate conmigo

No tiene nada de malo sentir que necesitas pasar tiempo con él a solas, no tengas pena en decírselo, pero no descuides el tono; no querrás sonar egoísta. Es muy diferente decir “hoy tengo ganas de que estemos solitos” a “no hagas planes te quiero sólo para mí” 

2. No me cae bien ese amigo tuyo

¡Cuidado con las amistades! Nosotras a veces somos un poco más mandilonas y ponemos al novio antes que todo y todos, pero los hombres no siempre son así y ponerlos en una situación de es él o soy yo, puede no ser la mejor idea. Mejor, trata de ganarte a sus amigos, no lo separes de ellos y si de plano “ese amigo” no te cae bien o no te gusta cómo te trata; dile a tu novio que no te encanta cómo hace tal cosa o que te sientes incómoda. Te aseguro que lo tomará en cuenta.

amigo

3. No tengo ganas de salir, sólo quiero ver películas contigo.

Es totalmente válido que tengas un día en el que quieres enclaustrarte en casa a ver películas con él y más si son de las parejas que se la viven de compromiso en compromiso. No tengas pena en decirle que quieres que aparten un día para una movie date en casa.

4. No tengo ganas de ver a tu familia.

Suele suceder que haya días en los que no quieras convivir con tu familia política y créeme a él le pasa igual, es normal y ninguno de los dos se debe de ofender si un día deciden no ir con la familia, cuando estás con ellos tienes que estar un poco más atenta de tus comentarios y puede resultar desgastante y no querrás terminar por ser grosera con la persona equivocada. Si no te sientes en el mood; mejor ¡evítalo! y sé honesta en tus motivos.

fam politica

5. No veas tanto tu celular y pélame.

Aunque AMO la tecnología y me la vivo en el celular, debo de aceptar que es horrible – esto aplica para cualquier persona aunque no sean pareja – que si estás con alguien se la viva pegado a su celular, en lugar de estar involucrado en la conversación. Si te pasa muy seguido esto, dile a tu novio que no te parece correcto que cuando están en una date esté todo el tiempo en su celular; no pasa nada si checa su celular de vez en cuando o si contesta una que otra llamada, pero sí hazle saber que te gusta que realmente ESTÉ CONTIGO cuando están juntos. Así, él sabrá realmente qué asunto atender en ese momento y qué puede esperar.

cel

6. Me puse celosa

Los celos hasta cierto punto, no son tan malos, no tengas miedo en preguntarle sobre esa persona que te hizo sentir insegura; si confías en tu relación sabrás que él te dirá la verdad y tu mente estará más tranquila.

7. No me gustó cómo me trataste.

Si en algún momento él te dice algo que no te gustó o te hace algo que va contra tus principios, no tengas miedo en que te puede dejar si se lo haces saber; al contrario muchas veces los hombres no se dan cuenta de que la regaron, te agradecerán que les hagas saber qué  es lo que no está bien. Poner límites en las relaciones no es malo y les ayudará mucho.

8. Quiero que me recuerdes que me quieres y me veo guapa.

¡Que no te dé pena pedir cariño! Normalmente cuando estás en una relación de mucho tiempo suelen perderse ciertos detalles, porque la fase del enamoramiento pudo haber pasado, sin embargo no te sientas avergonzada de pedirle que te elogie o que te recuerde lo que siente por ti, pero no te olvides tampoco de hacerlo sentir especial tú también.

9. No me tienes garantizada.

Hay veces que sentimos que ellos piensan que tienen nuestro amor seguro, pero esto no es así; somos humanos y somos volátiles, las relaciones no se dan solas así porque sí, se alimentan. Recuérdaselo y recuérdatelo a ti misma también. ¡No descuides tu relación, nada está garantizado!

10. Me gustan los detalles y las flores también.

A todas nos encanta que nos consientan, pero los hombres no son adivinos para saber si nos gusta que nos den flores o no, es típico que te preguntan “¿Qué quieres de cumpleaños?” y tú dices “Nada”. Ten por seguro que si dices nada, recibirás NADA. Los hombres son muy prácticos y no entienden la locura de mente que tenemos, sé clara con ellos y diles lo que piensas, tal vez la rieguen la primera vez, pero te prometo que la próxima será mejor.

flores

(Lety Casarín)

TE PUEDE INTERESAR