¿Atraviesas un bache?, ¿ cualquier problema te parece un mundo? ¡ Puede ser por falta de autoestima. Los profesionales la definen como la percepción que una persona tiene de sí misma. Es la aceptación y cariño hacia uno misma, unido a la conciencia de valía personal. Por suerte, hay una serie de estrategias fáciles que te permitirán mantener la autoestima en todo lo alto incluso en momentos difíciles.

1.-Habla con el espejo

Antes que nada mide tu estado anímico. Si estás decaída, averigua el porqué. Sé sincera contigo misma y ten claro que alcanzar tus objetivos no será fácil. ¿Y qué importa? ¡Tú puedes!

2.- Piensa diferente

Sentirás según como piensas. Y es que el mundo lo interpretas a través de tu forma de pensar, y es ahí donde emanan tus sentimientos. Lee al mundo de manera positiva. Los pensamientos negativos llevan a tener sentimientos del mismo signo.

 

3.- No destruyas, construye

Lo sano y positivo es construir; lo negativo es destruir. Adopta este punto de vista y verás cómo te sientes más abierta y activa.

 

4.- Cuenta tus emociones

Colócate el disfraz del empresario de tus sentimientos. ¿ Qué significa eso? Muy sencillo, es lo que haces cada día en tu vida cotidiana: evaluar el costo beneficio de las actitudes y acciones que llevas a cabo. Piensa que los más rentable son los sentimientos y actitudes positivas. El resto, no merece la pena.

5.- Exprésate tal y como eres

Reconócelo: la persona con la que más hablas es contigo misma. Cada una tiene un mundo interior rico y diverso. Esas “voces internas” están para ahí para alabar, criticar, estimular, desmotivar, castigar…¡para todo! Sino las exteriorizas, acabarán volviéndose contra de ti. Exteriorízalas, confróntalas con la gente que te rodea,  reconcíliate con ellas de la mejor forma.

6.-La perfecta…insegura

Existen dos actitudes contraproducentes: el perfeccionamiento y el miedo al rechazo. Destierra ambas, son los mayores enemigos de la autoestima. Errar es la única forma de aprender. El excesivo perfeccionismo genera frustración e inseguridad.

7.- Potencia tu buen humor

La autoestima se relaciona con el ánimo, ese extraño brebaje con dos ingredientes: querer y poder. El ánimo es el motor de la autoestima.

 

 

8.-Para ganar, primero hay que perder

No eres perfecta, por lo que no te debe sorprender si llegan las derrotas. Porque llegarán. Acepta los fracasos con naturalidad, forman parte de la vida.

 

9.- Aprovecha las oportunidades

La autoestima es un avión con un horario cambiante y no pasa todos los días por tu aeropuerto. El mejor momento para empezar a mejorar es ahora. Piensa que es un asunto de actitud y que es un contrasentido que una palabra que sugiere acción, agilidad y determinación sea compatible con ese tipo de excusas. Colócate en la meta.

10.- El equilibrio feliz

Por mucho que a veces te veas en el cielo y otras en el infierno, lo cierto es que sólo estás en la tierra. Piensa que los más importante es que te sientas bien contigo misma. ¡ Sigue adelante!, pero no pises  los demás.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu