A veces el cariño desmedido y mal enfocado, puede llegarse a convertir en una obsesión que termina ocasionando que cambie nuestro comportamiento de manera radical, sobre todo si a la par nos atacan los celos y la inseguiridad. Esto puede llegar a causar conflicto e incomodidad dentro de nuestra relación, al grado de ponerla en riesgo.

A continuación te enlistamos algunas de las conductas que podrían decirte si te estás excediendo con tu amorcito:

1. No quieres despegarte ni un sólo segundo de tu novio por temor a que deje de prestarte atención.

2.Revisas su Facebook y celular constantemente buscando si hay personas que le coqueteen.

3. Cuando sale con sus amigos/ familia vives con la preocupación de que se ligue a otra.

4. Dudas de su cariño pues a veces crees que miente respecto a ello.

5. Consideras a todas sus amigas/ compañeras de trabajo una amenza potencial.

6. Sientes la necesidad de saber qué está haciendo todo el tiempo.

7. Entras en estrés si no te contesta de inmediato las llamadas y mensajes.

8. Piensas que miente todo el tiempo respecto a lo que hace y su ubicación.

9. Piensas que anda con otra persona.

10. Intentas tantear su fidelidad poniéndolo a prueba con situaciones o preguntas hipotéticas.