Mudarse de domicilio es una experiencia tan emocionante como llena de estrés, tanto para humanos, como para mascotas acostumbradas a una rutina muy específica.

Criadores y veterinarios opinan que los efectos de esta experiencia difieren en cada tipo de animalito de compañía, pero señalan que, para tu tranquilidad y la de tu amigo, hay tips básicos para hacerlo más llevadero.

 

ANTES DEL CAMBIO

1.- Acércalo a su nuevo espacio

Es recomendable que lleves a tu cuadrúpedo al que será su nuevo hogar. Permítele explorar el espacio y mientras lo hace interactúa con naturalidad.

2.- Más convivencia

Incrementa el tiempo que compartes con tu mascota. Entre más acostumbrado este a ti, a tu olor y a tu voz. Sintiéndote cerca le resultará menos traumático el cambio.

3.- Respeta sus costumbres

Conservar hora de comida y paseos ayudará a que soporte mejor el escándalo que trae consigo empacar, desempacar y acomodar.

4.- Acostúmbralo a su medio de transporte

Si para su traslado necesitarás jaula de transporte animal es bueno que previamente la lleves a tu hogar y metas dentro de ella su cama, alguno de sus juguetes sucios y una prenda tuya usada, recuerda que sentirte cerca a través del olor lo hace sentir seguro.

5.- Escoge veterinario

Si no podrás acudir más con su actual veterinario, prevé quien lo sustituirá. Así tendrás todo bajo control en caso de que no le caiga bien el traslado.

 

DESPUÉS DEL CAMBIO

6.- Recuérdale el pasado

En su nuevo espacio debe haber objetos conocidos, desde su colchoneta y juguetes hasta ropa tuya usada. A él le hará feliz recostarse sobre la sudadera que usaste en tu sesión de gym.

7.- Conserva su rutina

Ya te hablamos de lo importante que es conservar sus rutinas, así que estar en una nueva casa no debe ser pretexto para alterar los horarios de sus comidas y paseos.

8.- No lo dejes solo

Incrementa las muestras de cariño y tenle paciencia, recuerda que en sus jornadas de exploración ensuciará y romperá, luego retomará su conducta normal.

9.- Mantenlo entretenido

Igualito que las personas, los animales de compañía desahogan su estrés cuando corren, juegan o muerden huesos de carnaza. Pon manos a la obra.

10.- Supervisión detallada

Cambio físicos como pérdida de peso, o de comportamiento como apatía súbita, pueden ser normales durante los primeros días en su nuevo hogar, pero si persisten, debes consultar a tu veterinario.

 

(Por Pedro C. Baca)