¿Tienes por ahí deudas aparentemente “impagables”? No te preocupes y mejor sigue estos tips que te harán respirar con más tranquilidad.

¿Eres de las que dicen: ¡llegó la quincena!, pero tienes que repartirla de inmediato entre pagos por aquí y por allá? Si bien no está padre tal situación, debes saber que no eres la única persona que la padece: de acuerdo con un estudio realizado por Sodexo Beneficios e Incentivos México, aunque 55% de los jóvenes y adultos mexicanos piensan que “tiene bajo control” sus finanzas, la verdad es que 40% vive endeudado.

Pero ojo, hay que tener cuidado pues una deuda mal administrada no sólo te puede llevar al buró de crédito –lo que podría impedirte acceder a créditos bancarios y de muchas tiendas–, sino que también puede sumirte en cierta depresión que te quitará energía y, además, te generará más gastos.

Entonces, aquí te compartimos 10 consejos del libro Querido dinero, te odio y te quiero (de editorial Planeta) que te ayudarán a terminar con este sufrimiento:

1.- Mentalízate que sí puedes salir de tus deudas y que harás lo necesario para lograrlo.
2.- Enlista tus deudas donde especifiques el monto total, la tasa de interés, pago para no generar intereses, y el pago mínimo.
3.- Bájale a los gastos: hay gastos “hormiga” –como el cafecito de la mañana y las “papitas” de la tarde– que puedes dejar de comprar.
4.- Planea tus gastos realizando un presupuesto básico; el dinero restante hay que destinarlo a pagar la deuda.
5.- Reestructura tu deuda, ponte en contacto con tus acreedores y comprométete a pagar una cantidad que sí puedas alcanzar después de cubrir tus gastos básico (comida, servicios, renta, etc.).
6.- Comienza a pagar ¡ya! Empezando por la deuda que genera mayor intereses.
7.- Genera más ingresos haciendo trabajos extra cuyas ganancias dirijas a tu deuda. Puedes reservar un 5% del dinero que ganes extra para ti, para que no te sientas tan apretada.
8.- Vende cosas que no sean indispensables en tu vida y que te puedan ayudar a pagar. Por ejemplo, puedes vender tu auto y cambiarlo por uno de gama más sencilla, o incluso por una bicicleta que te ayudará a hacer ejercicio y contribuye a cuidar el ambiente.
9.- Vive con los ingresos que ya tienes, no con los que te piensas ganar.
10.- Aprende de tus errores, pues si bien con estos tips lograrás salir de tus deudas, si no dejas tus malos hábitos tarde o temprano puedes recaer, y como ya conoces la salida, sentirás que si en esta ocasión saliste, en otra también la harás. Y eso sí es un grave error.

Por Mariana Chávez