Hay ciertas épocas en la vida en que cualquier persona que te topas te comenta que luces como apagado, cansado, estresado o hasta molesto. ¿Te ha pasado? Para que siempre luzcas una sonrisa de oreja a oreja, te diré cómo hacer para lucir radiante no solo externa, sino internamente.

Estos tips son infalibles y sí, como todo, requiere un esfuerzo pero muy pronto verás lo notables que son estos cambios.

1. Ama lo que haces.

Aprende a apreciar más tu trabajo y todos los beneficios que tienes en este, en lugar de ver la parte negativa; sé que a veces es difícil pero hay un viejo refrán kabbalistico que dice, algo así como fíngelo hasta que lo logres, y la verdad funciona súper bien. Practica siempre traer una sonrisa de oreja a oreja y cuando menos lo notes, ¡verás que te sale natural! siempre sonríe en toda circunstancia.

2. Elimina el NO de tu vocabulario.

A veces por costumbre utilizamos en exceso algunas palabras, a lo largo del tiempo he aprendido que la palabra NO, y en uso excesivo te hace lucir MUY negativo y quejumbroso, incluso en entrevistas de trabajo los calificadores pueden quitarte puntos por el exceso de esta palabra.

Así que cada vez que intentes decir NO piensa como sustituir esta fuerte palabra por algo más positivo. En lugar de No puedo, un tal vez más tarde, tal vez debo intentarlo, funciona mejor, el punto es que siempre hay alguna palabra por la cual cambiar ese feo NO.

3. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

¡Este viejo refrán sí que tiene mucha razón! Cuando constantemente posponemos para el día siguiente los pendientes, más cansado te sentirás, esto es un hecho real y comprobado: las personas que menos hacen y posponen cosas, terminan más cansadas y sienten que su día rinde menos, sin imaginar la tonelada de pendientes que tendrás al final de la semana. Enfócate en tus metas y en tus pendientes y no sólo en acabarlos hoy, sino en adelantar algunos pendientes extras y tú mismo comprobarás como te sientes más productivo, contento y reanimado al final del día.

4. Acostúmbrate a sonreír.

La sonrisa es un músculo que hay que entrenar, y ojo, a pesar de que mucha gente dice que te arrugas si sonríes, está comprobado, que el sonreír tiene muchísimos beneficios, ayuda a relajarte, relaja los músculos de tu cara, te libera de estrés, liberas endorfinas y eso sin contar que te ves mil veces más atractivo para el resto de las personas. Así que inténtalo aunque sea cinco minutos al día y ve las mejorías.

5. Causa y efecto.

Mi tip favorito es este, y aunque sé que suena fácil, la mayoría de nosotros no lo recordamos cuando debemos. Es un hecho que si quieres vivir mejor, tienes que estar bien al menos con la mayoría de las personas en tu ambiente, para ello tenemos que recordar que existe la Ley de Causa y Efecto, esto es, no podemos esperar una sonrisa y un abrazo, si nosotros vamos dando malas caras en la vida, así que recuerda entre mayor amor, amistad, lealtad y compañerismo des, mejor la pasarás en tu núcleo de trabajo y en tu vida.

6. Crea una playlist alegre.

Siempre es bueno crear una playlist en tu teléfono o reproductor de mp3, una lista de canciones alegres, de esas que irradian positividad y que te ayudan a ver el día un poco más soleado, para esos momento de estrés ya sea en el trabajo, o en la casa o durante algún problema, date cinco minutos para escuchar tu canción favorita “alegre” y cuando menos te des cuenta estarás sonriendo de nuevo.

7. Reuniones Semanales.

Trata de agendar alguna actividad semanalmente con tus amigos, eso siempre nutre al alma y es muy bueno romper con la rutina de solamente trabajar, si ellos no pueden ya sea por la distancia o algún otro motivo, busca algún grupo donde puedas semanalmente conocer gente, tal vez algún grupo de corredores en el parque, algún grupo en el gym, etc. Eso te dará nuevos aires y estarás más relajado.

8. Ejercítate.

Sin duda el ejercicio es un revitalizante natural, si tienes poco tiempo, o el gimnasio te queda lejos, intenta salir a correr al parque de la esquina, recuerda que deben ser mínimo 20 minutos diarios para que veas un cambio en tu cuerpo, ¡éste te lo agradecerá!

9. Comparte.

De verdad que el secreto mejor guardado es compartir con otro desinteresadamente para llenarte de energía, felicidad y nutrir tu alma, para ello puedes buscar cualquier actividad de voluntariado donde no recibas nada a cambio, hazlo desinteresadamente y pronto verás que incluso físicamente luces radiante.

10. Nada mejor que nutrir al alma con lectura.

Te recomiendo leer el libro de «Si no te gusta tu vida cámbiala!» de Yehuda Berg, un libro específicamente dedicado para aprender a sacar provecho de tu vida, para descubrir como ser feliz y sobre todo que si hay algo en tu vida que no funciona como cambiarlo y dejarlo ir. Cosa que suena fácil pero en la práctica no lo es.

Espero estos diez tips te sirvan para mejorar tu vida día a día.

(Por Yezmín Nader @yenader