No hace falta acudir a la consulta del psicólogo tres veces por semana o terminar con la existencias de los textos de autoayuda de las librerías para disfrutar de una existencia feliz. Te damos unas claves de conducta que te harán ver la vida de mejor y más natural manera, además de hacer crecer tu autoestima.

1.- La felicidad no se encuentra, se crea. Deja de lamentarte por el devenir de los acontecimientos y provoca que las cosas salgan como tú deseas.

2.- Cambia el chip. Si disfrutas lamentándote ante los demás sólo conseguirás creerte que eres la persona más desgraciada del mundo. Cambia el chip y habla de las cosas buenas que te han ocurrido, por muy insignificantes que te parezcan.

3.-  Redefine tu idea de éxito. Piensa que ser la número uno no siempre es sinónimo de felicidad. ¿Cuántas profesionales exitosas se sienten solas o no disponen de tiempo para disfrutar de lo que han alcanzado y de sus posesiones?

4.- Vive como piensas. Procura ser coherente con lo que piensas, dices y haces. Te sentirás bien contigo misma: algo fundamental para vivir en paz y con la cabeza bien alta.

5.- Créate un mantra positivo. Todo lo que creas sinceramente puede ser verdad para ti. Repite a menudo “las cosas van bien” y usa la sugestión mental a tu favor.

6.- Haz un inventario de virtudes. Haz una lista de todas tus virtudes, por absurdas que te parezcan: dotes culinarias, para aprender un idioma, cuidar las plantas del jardín, etc.

7.- Quiérete mucho. Mímate como nadie. Conviértete en tu propio galán y regálate flores, un baño espumoso, unos días frente al mar… ¡sin remordimientos!

8.- Adáptate al efecto pico-valle. No olvides que la vida tiene altibajos y no todo se puede controlar. Si te encuentras en lo más bajo, piensa que pronto volverás a subir y espera a que llegue ese momento.

9.- Siempre en positivo. Las actitudes negativas te hacen percibir todo peor de lo que realmente es. El pesimismo es tu peor enemigo, erradícalo de tu vida.

10.- Sonríe. Riéte de la vida, la risa es también un poderoso antídoto contra la depresión.

11.- Gústate. Cuida tu aspecto físico. Nada como una visita a la estética o ir de compras para ver las cosas de otro modo.

12.- El ahora es lo más importante. No te pares mucho en el pasado ni fantasees demasiado con el futuro, o te perderás el presente.

13.- Optimismo en movimiento. El ejercicio físico es unos de los mejores antidepresivos. Así que ¡haz ejercicio!

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu