A primera vista las habitaciones de los hoteles parecen ser la imagen de perfección, una cama grande y lujosa perfectamente hecha, el baño blanco y brillante y ni un rastro de polvo.

Por desgracia las apariencias engañan y una revista de Estados Unidos entrevistó al personal de servicio de limpieza de distintos hoteles para descubrir los oscuros secretos que, si tienes manías no deberías seguir leyendo.

Nunca toques los cojines

Los cojines decorativos que adornan la cama de un hotel pueden lucir increíbles, pero son un gran refugio de gérmenes, pues la gente los tira fuera de la cama y no son lavados entre huésped y huésped.

ALMOHADA

No beber en los vasos de las habitaciones

Los vasos de las habitaciones no se lavan con productos de limpieza, sólo se enjuagan con agua y se secan de una toalla. El personal de limpieza confesó que se deben asear los cuartos lo más rápido posible que no dejan tiempo para lavar a fondo estas cosas. Sólo la bañera, el lavabo y el inodoro se limpian con productos.

TE PUEDE INTERESAR