Noticias: Juanes arranca gira “Loco de amor”
Noticias: A subasta artículos de Madonna
Noticias: “La moda se desvanece, el estilo jamás”: Coco Chanel
Noticias: Fans piden a Nintendo homenaje para Robin Williams
Noticias: Jeans desgastados lo ‘in’ de la moda
Noticias: Ejercicios que mejoran el sexo ¡Conócelos!
Noticias: ¡Christina Aguilera confirmó el nacimiento de su hija!
Noticias: Las Tortugas Ninja se imponen ante Los Indestructibles
Noticias: Los Indestructibles 3 reviven las glorias de los héroes de acción
Noticias: Lindsay Lohan y su lista de amantes siguen generando polémica

» Catherine, la nueva princesa de Gales

Por: Pedro Baca (7 abril 2011)
Sección: MUNDO, PORTADA1
  • Sharebar

“Me siento muy afortunada y sin temor por lo que vendrá. Deseo pasar el resto de mi vida con Guillermo y ayudarlo en todas las tareas que emprenda como príncipe y futuro rey”.

No corre una sola gota de sangre azul por sus venas, pero Catherine Middleton difícilmente puede  ser calificada como “una moderna cenicienta” (de hecho, es hija de un multimillonario). Si algunos de sus biógrafos la describen así es porque está viviendo un cuento de hadas, que por estos días escribirá un capítulo muy especial con su llegada al pie del altar del brazo de su príncipe azul, Guillermo de Gales, nada menos que el futuro monarca de los ingleses.
En adelante llevará una vida llena de lujos, digna de su nuevo estatus, pero al mismo tiempo, deberá regirse por un protocolo tan estricto que tiene instrucciones hasta para preparar una taza de té y el cual la mantendrá a prudente distancia de su familia de origen y amigos, quienes, por lo menos en público, deberán llamarla “su alteza real” y nunca más pronunciar su nombre en diminutivo.
Por si fuera poco deberá soportar las comparaciones con quien hubiera sido su suegra, la difunta Diana Spencer y encauzar de la mejor manera las expectativas que han puesto en ella los que la consideran heredera del legado que dejó la inolvidable “princesa del pueblo”.
Quienes conocen a Catherine consideran que podrá salir adelante con el apoyo de su esposo y, sobre todo, con la ecuanimidad y fuerza de voluntad que la han caracterizado a lo largo de su vida, como lo demuestra un breve repaso por su biografía.

VENTAS POR CATÁLOGO
Catherine Elizabeth Middleton nació el 9 de enero de 1982 en un hospital de Londres. Es la mayor de tres hijos del despachador de vuelos Michael Francis Middleton y de la azafata Carole Goldsmith. Los Middleton vivieron como cualquier familia británica de clase media hasta que, a mediados de los 80, su vida dio un giro radical cuando a doña Carole se le ocurrió vender artículos para fiestas a través de la página web partypieces.com.
La iniciativa resultó un verdadero éxito y los Middleton ganaron tal fortuna que, sumada a la rentabilidad de los negocios que desarrollaron, les ganó un lugar en las listas de multimillonarios, además de garantizar un cómodo estilo de vida para Catherine y sus hermanos Philippa y James, quienes residieron durante sus últimos años de infancia en Chelsea, uno de los barrios más elegantes de la capital británica.
A pesar de este cambio la futura princesa de Gales no adoptó poses de niña rica, al contrario, mantuvo su excelente desempeño escolar (sobre todo en matemáticas, lengua  e historia universal). Los biógrafos coinciden en que sus únicos problemas escolares ocurrieron en su adolescencia y se debieron a que fue víctima de bullying, lo que convenció a sus padres de cambiarla de plantel e inscribirla en el Colegio Marlborough.
Amigas de aquella época la describen como una chica nada ostentosa, espontánea y divertida, pero no escandalosa. Jamás tuvo problemas con la bebida y aunque gustaba a muchos chicos y tuvo varios novios en su juventud, con ninguno perdió la cabeza.
Apenas cumplió 19 años de edad se mudó a Escocia para cursar Historia del Arte en la Universidad de St. Andrews. En ese campus tuvo como condiscípulos a hijos de magnates y aristócratas, así como a Guillermo de Gales, que acababa de matricularse para cursar Geografía. Años después, durante una entrevista que concedió al periodista Tom Brady de la cadena británica ITV News, la muchacha recordó que su cara se puso de mil colores cuando conoció al príncipe. “Me ganó la timidez, pero él fue muy amable conmigo y pronto nos convertimos en amigos muy cercanos”.

FANÁTICA DEL ORDEN
Entre clases y horas de estudio pasó un año, pero el afecto que se profesaba la pareja no dejó de crecer, así que en el 2002 se hicieron novios. Poco después se convirtieron en roommates, pero no vivían solos, porque compartían su departamento con otros dos estudiantes (Fergus Boyd y Olivia Bleasdale) quienes los recuerdan como una dupla muy divertida. “Los problemas surgían cuando Guillermo o yo cocinábamos porque no éramos muy limpios. Kate se enojaba mucho y como es fanática del orden terminaba aseando todo, no sin antes darnos una buena reprimenda”, explica Boyd.
Su etapa de estudiantes terminó en el verano de 2005 cuando ambos se graduaron. Para entonces Catherine ya había conocido a su futuro suegro, el príncipe Carlos, quien la consideró una buena influencia para su hijo, luego de convivir con ella durante unas vacaciones en el castillo escocés de Balmoral.
A continuación Guillermo inició su preparación militar y Catherine ingresó al negocio  familiar (además de incursionar como diseñadora de joyas). Aunque se las ingeniaron para verse un par de veces cada semana, no pudieron evitar cierto alejamiento que terminó en ruptura a principios de 2007 porque él sintió que la relación había perdido el rumbo y ella se quejaba de no recibir suficiente atención.
Ella quedó destrozada, pero, haciendo alarde de su fuerza de carácter, no se quedó en casa llorando su desgracia. “Ese momento no me hizo muy feliz, pero me hizo más fuerte y descubrí cosas de mí que no sabía, además de pensar mucho en lo que deseaba para mi futuro, tanto para mi vida privada, como en lo relativo a mi desarrollo profesional”, expresó Catherine al periodista Tom Brady.
La separación duró apenas unos meses. En julio de 2007 Guillermo la invitó al concierto masivo que organizó con su hermano Enrique para homenajear a la princesa Diana en el aniversario número 36 de su natalicio. Fue el primer paso para la reconciliación, la cual fue confirmada por la prensa pues se divulgó que la pareja se había mudado a vivir a un departamento de Clarence House, residencia oficial del padre del noble.

SABER ESPERAR
A pesar del acercamiento y de que la muchacha fue presentada oficialmente a la reina Isabel II en mayo de 2008, pocos creían que la pareja terminaría comprometida, así que pronto empezaron a llamar a la novia “Katie Waiting”, pues aseguraban que se quedaría esperando eternamente a que Guillermo le pidiera matrimonio.
El vaticinio no se cumplió y desde noviembre pasado Catherine se prepara con ahínco para convertirse en la nueva princesa de Gales. Está consciente que no faltarán quienes la comparen con la difunta Diana, por cuya labor humanitaria expresa profunda admiración, pero que no tiene planes de imitar. “No tuve la fortuna de conocerla, pero como millones de personas en todo el mundo guardo un hermoso recuerdo de ella por su calidez, su altruismo  e incomparable estilo. Pero sería un despropósito tratar de sustituirla en la memoria de la gente”.
Su comportamiento como nueva integrante de la nobleza británica quedará en evidencia casi inmediatamente después de su boda. Luego de su luna de miel acompañará a su marido en una visita oficial a Canadá y pronunciará sus primeros discursos. Catherine confía en que todo saldrá bien. “Me siento muy afortunada por vivir estos momentos y sin temor por lo que vendrá. Deseo pasar el resto de mi vida con Guillermo y estoy dispuesta a trabajar muy duro para ayudarlo en todas las tareas que emprenda, primero como príncipe de Gales y luego como rey”, comentó recientemente en tono pausado y con una sonrisa.

Una mujer de altura:
    Mide 1.77 de estatura (será la mujer más alta de la familia real inglesa).
    Le fascinan el esquí alpino y el tenis.
    Todos en su familia tienen ojos azules, menos ella que los tiene verdes.
    Su color favorito es el azul oscuro.
    Habla italiano y un poco de español (lo aprendió durante la temporada que vivió en Chile).
    Su cabello natural es rizado, pero le gusta alaciarlo.
    Le encanta llevar las uñas cortas y con brillo natural.
    En privado el príncipe Guillermo la llama “Babykins” y ella le dice “Big Willie”

Notables diferencias:
Aunque muchos quieren ver en Catherine a una nueva “Lady Di”, parece que las coincidencias entre ambas se limitan a su indiscutible carisma y exquisito gusto para vestir.
    Diana Spencer provenía de una familia de la nobleza (era hija de un conde y entre sus antepasados había varios reyes), su nuera nació plebeya.
    Los padres de Diana se divorciaron cuando ella era una niña, lo cual se reflejó en su carácter frágil e inseguro. Kate creció en un entorno muy estable y ha mostrado aplomo en sus momentos difíciles.
    La difunta princesa de Gales era 12 años menor que el príncipe Carlos y no tenía mucho en común con él. Kate es unos meses mayor que su flamante marido y es, indudablemente, su mejor amiga.

Sentando precedentes:
La nueva señora Windsor (apellido de la familia real británica), será la primera consorte de un noble de su país con estudios universitarios y la primera princesa de Gales que vivió abiertamente con su marido antes de casarse.