Para tener una piel hermosa y que luzca radiante no es necesario comprar cada uno de los productos que ves en la tienda de belleza. Basta con que aproveches los ingredientes naturales que tienes en casa ya que con ellos podrás realizar variadas combinaciones que te ayudarán a obtener múltiples resultados.

La miel, es uno de esos ingrendientes que puedes utilizar para gran cantidad de remedios y que te brindará siempre una piel radiante.

Exfolia tu piel

Beneficios: Excelente para eliminar piel muerta, cerrar poros y obtener una piel suave e iluminada.

Procedimiento: Añade miel, azucar y aceite de olivo, mezcla bien y procede a exfoliar tu rostro de manera delicada.

Combate la piel grasa

Beneficios: Ayuda a eliminar el exceso de grasa dejando una miel mate pero hidratada.

Procedimiento: Combina miel con un poco cúrcuma, revuelve hasta obtener una mezcla homogénea. Coloca la mascarilla en tu rostro y déjala actuar por 15 minutos.

Cura la piel sensible

Beneficios: Elimina enrrocecimiento y ardor ocasionados por el sol o por reacciones alergicas. Le brinda hidratación y elasticidad a tu rostro.

Procedimiento: Mezcla una cucharada de miel con dos cucharadas de aloe vera y déjala actual durante 15 minutos.

 

(Por Elizabeth Almazán)

 

También te puede interesar : 4 Remedios caseros con miel

 

 

TE PUEDE INTERESAR