¿Quieres el pelo fresco y perfecto todos los días pero no quieres eliminar la grasa natural que éste crea para mantenerlo sano? El shampoo seco te ayudará a lograr esta meta. Lo único que tienes que hacer es fijarte en los siguientes puntos para asegurar que tu pelo luzca increíble.

1. Invierte en un buen shampoo.

Recuerda que tu cuero cabelludo puede ser muy sensible, no quieres hacerle daño al aplicarle un producto muy tóxico o que puede llegar a tapar tus poros. Asegúrate de escoger un shampoo que sea el indicado para tu tipo de pelo.

2. Aplica el producto a una distancia adecuada.

En general es aconsejable que haya una distancia de cinco centímetros entre el shampoo y el pelo. Si no respetas esto tu cabello se quedará lleno de residuo haciéndolo ver más sucio.

3. Usa el Shampoo de la manera indicada.

La mejor forma de lavarte el pelo usando este producto, es aplicándolo a la raíz. Si no lo haces así, realmente no estás limpiando tu melena. Trata de ir separando el pelo en pequeños mechones para aplicar el shampoo en las diferentes zonas de tu cabeza y de esta manera obtener una limpieza más completa.

4. No toques el pelo después de usar el shampoo.

Es muy  importante que al terminar de lavarte el pelo y de cepillarlo (no lo peines de más ya que se aplana) no vuelvas a tocarlo. Si lo haces terminarás con el volumen natural que deja el shampoo y lo llenarás de grasa.

TE PUEDE INTERESAR