Llega un momento en nuestra vida donde es necesario poner una pausa y ver dónde nos encontramos paradas, qué hemos logrado y qué está sucediendo con nosotras y nuestro entorno. Esto puede causar conflicto si nos damos cuenta que las respuestas que encontramos no son las que queremos escuchar, así es que aquí te dejo algunos tips de hábitos que puedes adquirir para comenzar a sentirte plena y aunque no hay una fórmula precisa, de algún modo podrán ayudar.

1. Siéntete cómoda contigo misma.

No seas tan dura contigo,  acepta tu cuerpo como es, esto no quiere decir que por aceptarnos vamos a descuidarnos, al contrario es saber lo que somos y cómo somos, pero siempre tomando en cuenta nuestras virtudes para engrandecerlas y usarlas a nuestro favor; en el momento que logremos sentirnos cómodas con lo que tenemos comenzaremos a reflejarlo y exteriorizarlo.

2. Aplaude tus éxitos y los de los demás.

Suele suceder que estamos en constante competencia con nuestras amigas, hermanas, cuñadas o colegas; sin embargo, debemos de aprender a apreciar cuando ellas cumplen sus objetivos, así como darte méritos a ti por los tuyos.

3. Pasa tiempo con las personas que quieres.

En esta vida, las cosas realmente importantes son las afectivas, pasar tiempo de calidad con nuestros seres queridos nos harán sentirnos más plenas.

4. Analiza tu día.

Siempre antes de dormir date unos minutos para pensar qué sucedió en tu día tanto bueno como malo, esto te ayudará para fortalecer tus cualidades y evitar errores, durante este ejercicio trata siempre de buscar lo que más te hizo feliz, el más mínimo detalle también cuenta.

(Por Lety Casarín)