1- No duermas con el pelo húmedo

Además de resfriarte y sentirte mal al día siguiente, el hecho de dormir con el pelo mojado es malísimo pues no sólo se enreda sino que también puede partirse y lastimarse mucho. Lo mejor es dejar que seque lo suficiente para evitar daños y resfriados.

2- Cepilla tu pelo

¡Importantísimo! Para evitar pelo quebrado y maltrato te recomendamos cepillarlo.

También es recomendable cada tanto dormir con trenzas o chongos para evitar la caída del pelo. Toma en cuenta que este peinado para dormir debe ser ligero.

3- Tratamientos nocturnos

Aplica una mascarilla hidratante para tu pelo. De preferencia evita que esta sea grasosa pues sus ingredientes pueden caer en tu piel y causar imperfecciones.

4- Evita las toallas

Además de no dejar que se oxigene, al dormir con el pelo enredado en una tela o toalla, esta genera muy mal olor y a veces comezón.

TE PUEDE INTERESAR