1- Tomar bebidas energéticas.

OJO: No es lo mismo energéticas a deportivas. Por su contenido de cafeína, taurina y más, las primeras alteran tu organismo más de lo que ya está al terminar tu rutina. Lo mejor es optar por simples bebidas hidratantes.

2- No alimentarte

Por mas que quieras hacer dieta, bajar de peso y más, por ningún motivo dejes de comer al termino de tu rutina. La razón: Es demasiada la perdida de energía y desgaste físico que sufres al ejercitarte, por lo que siempre debes recompensarlo con una buena alimentación.

3- Bañarte de inmediato

Al ejercitarte, la temperatura de tu cuerpo aumenta considerablemente, por lo que al llegar a bañarte y encontrarte con un lugar por mucho más frío que tu cuerpo, esto afecta a la presión arterial y al sistema circulatorio.

4- Lavarte la cara con agua caliente. 

Al hacerlo lo único que lograras es que tus poros se abran más y puedan irritarse o deshidratar la piel.

5- No hidratarse

No es ninguna novedad. Pero debemos aceptar que en más de una ocasión  hemos olvidado llevar una botella o termo al gym. No le quites importancia, recuerda que lo más importante es mantenerte hidratada.

6- Comer chocolate

Puedes pensar que el chocolate es ideal para aumentar la energía al terminar la rutina y aunque esto es verdad, lo cierto también es que por sus ingredientes, tu metabolismo puede retrasarse más de lo normal y afectar a la digestión de otros alimentos y recuperación de energía.

(Por: Jorge Alférez)

TE PUEDE INTERESAR