Si algo es cierto es que a todas nos encantaría encontrar la fuente de la juventud, pero hasta que eso no pase, nos tendremos que hacer valer de nuestros propios recursos mortales y así encarar al tiempo como mismísimas Diosas.

A partir de los 25 años, la piel necesita un cuidado especial, pues múltiples factores como el sol, la contaminación y rutinas que generan estrés o desvelos; empiezan a tener un impacto notorio el cual repercute en la apariencia que nuestro rostro cobrará o conservará durante los próximos años. 

Así es que, si deseas mantener una piel siempre radiante, definitivamente tienes que probar esta rutina.

1.  Limpieza

La limpieza es punto fundamental para conservar una piel increíble, ya que, al llevar a cabo esta práctica, estarás eliminando el exceso de contaminantes que ocasionan imperfecciones y que impiden que tu piel respire.

Antes de dormir, empieza por remover por completo el maquillaje. Puedes utilizar cremas especiales o mezclas naturales como aceite de almendras. Después, lava tu rostro con algún gel especial para tu tipo de piel y seca de manera delicada.

2.Hidratación

Después de la limpieza, aplica una fina capa de serum en tu rostro, cuello y escote; seguido por tu crema hidratante.  Al complementar ambos productos, lograrás una hidratación y reparación máximas.

Pero, no basta con aplicar una buena crema con regularidad, también el tomar mucha agua contribuye a conservar nuestra piel sana y con elasticidad, reduciendo y retardando notablemente la aparición de líneas de expresión.

3.Cuidado

El uso diario de protector solar es clave fundamental pues previene manchas y líneas de expresión prematuras. Aplícalo sobre tu rostro, cuello y escote antes de tu rutina de maquillaje.

4.Alimentación

La piel es el reflejo de nuestra alimentación, por lo que llevar una dieta balanceada ayudará por completo a conservar una piel bonita y fresca. Evitar el consumo excesivo de azúcar y comida chatarra, es otro factor que beneficiará a tu piel.

5.Rutinas

La rutina que llevamos cada día, totalmente se ve reflejada en nuestra apariencia, por lo que poner atención en los siguientes puntos es muy importante:

  • Cuida la forma en la que manipulas tu rostro al momento de maquillarte y desmaquillarte. Evita movimientos bruscos, especialmente en el área de los ojos.
  • Procura dormir 8 horas diarias para lucir un look fresco y relajado. Recuerda que los signos del cansancio también suman años a tu rostro.
  • Evita consumir cigarros y alcohol en exceso pues tienden a resecar tu piel y hacen que luzca poco saludable.
  • Procura pasar poco tiempo bajo el sol.

(Por Elizabeth Almazán)

TE PUEDE INTERESAR