¿Sabías esto? La limpieza de la piel no sólo consiste en lavarla. Es importante cuidarla, como una parte de nuestra rutina de belleza. ¿Cómo?

1.- Un secreto importante del cuidado de la piel es usar agua tibia, pues el agua caliente puede remover los aceites naturales de tu piel y dejarla seca y áspera.

2.- Cuando estés disfrutando de tu baño y quieras consentirte, lo más recomendable es que uses jabones líquidos, pues son más suaves para la piel y generan una espuma ligera, lo cual facilita el enjuague para que no queden residuos en la dermis.

3.- Si tu piel tiende a ser sensible, necesita cuidado extra para mantenerla saludable y radiante. Busca productos sin fragancia e hipoalergénicos que no irriten tu piel.

4.- Al usar toallitas o esponjas, asegúrate de lavarlas regularmente para que no acumulen bacterias que te causen alguna reacción.

5.- Al finalizar la limpieza de tu piel, utiliza productos humectantes.

 

Busca productos sin fragancia que no irriten tu piel.

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu