Muchos de nosotros sufrimos cuando tenemos que hacer ejercicio, nos cuesta demasiado levantarnos e ir al gimnasio o a alguna clase que obligue a nuestro cuerpo a estar más activo de lo normal. Lo peor de todo es que cuando por fin logramos levantarnos y decidimos ejercitarnos, no nos damos cuenta de que muchos de nuestros hábitos al finalizar nuestra rutina pueden realmente estar arruinando nuestro esfuerzo. Estas son la cosas que no deberías de hacer al terminar tu ejercicio del día.

  1. Nunca dejes de estirarte

Al finalizar tu rutina es súper importante el estiramiento. Cuando te estiras estás ayudando a que tu cuerpo y músculos se recuperen y al mismo tiempo ayuda a que te vuelvas a hacer un poco más flexible y aunque no lo creas, a que tus músculos crezcan más rápido.

  1. Dejar que pase mucho tiempo antes de comer

Cuando terminas tu ejercicio es muy importante no dejar que pasen más de 30 minutos para comer. Es sumamente importante alimentarse después de ejercitar tu cuerpo ya que los músculos al igual que el sistema nervioso necesitan nutrientes para estar saludables.

  1. Pensar que los carbohidratos son malos

Comida como las papas y el arroz blanco ayudan a impulsar y elevar los niveles de insulina. Esto es bueno ya que permite que los nutrientes vayan a tus células.

  1. Tomar bebidas energéticas

Muchas veces las personas no diferencian entre una bebida energética a una deportiva. Cuando se trata de las primeras, estas no hidratan, por lo tanto no te están ayudando una vez que ya terminaste tu rutina del día.

  1. Bañarse al terminar el ejercicio

Aunque no lo creas, cuando te bañas justo terminando el ejercicio del día puedes causarle bastantes daños a tu cuerpo ya que al estar más caliente de lo normal, te va a requerir que utilices agua más fría. Pero al hacer esto, estás afectando tu sistema circulatorio además de tu presión arterial. Debes de esperar unos 10 minutos para que tu cuerpo esté en su temperatura normal.