En la actualidad, casi la mitad de los mexicanos (45%*) quiere ser un “viajero sin límites”, es decir alguien que aprovecha al máximo sus viajes, que acepta completamente lo nuevo y lo diferente, y que no tiene miedo de dar un paso más cuando se trata de viajar. Además, el 19%* de los encuestados de México busca quedarse en lugares únicos y 45%* se encuentra interesado en descubrir alojamientos que incluyan un paisaje natural, por eso Booking.com, el líder mundial en conectar viajeros con la variedad más amplia de alojamientos increíbles, nos compartió  una investigación que hizo para revelar los lugares más inusuales de Latinoamérica: cabañas minimalistas, un barco en medio del Amazonas, un hotel hecho con bloques de sal, domos al pie del Fitz Roy y más.

¿Estás listo para descubrirlo?

 

Encuentro Guadalupe – México

 

 

El objetivo principal es ofrecer a los huéspedes un retorno a sus orígenes a través del contacto con la naturaleza y el respeto por el medio ambiente.  El contraste entre el impresionante paisaje y las cabañas minimalistas crea un ambiente propicio para la contemplación y la tranquilidad. Situado en el centro del Valle de Guadalupe, en una reserva ecológica, está rodeado de viñedos y cuenta con una alberca al aire libre. Las habitaciones de estilo moderno tienen una decoración minimalista y un balcón con ventanas con vistas al valle.

 

Patagonia Eco Domes – Argentina

 

 

Para los amantes de la naturaleza, pero que no quieren renunciar a la comodidad, Patagonia Eco Domes es una gran elección. Permite alojarse en cúpulas de decoración rústica, equipadas con chimenea, zona de estár, calefacción y baño privado. Además, cada habitación tiene su propio suministro de energía proporcionada por paneles solares. Este camping de lujo es perfecto para aquellos que quieren disfrutar de un poco de paz y desconectarse – no hay celulares o Internet en la zona.  La idea es disfrutar de la naturaleza y si se animan llegar a la Laguna de los Tres.

 

Palacio de Sal – Bolivia

 

 

Rodeado por el extraordinario Salar de Uyuni, el Palacio de sal está a la altura de su nombre: ¡está completamente hecho de sal! Las paredes fueron construidas con ladrillos de sal, así como parte de los muebles, por lo que el hotel combina a la perfección con su entorno – el Salar más grande del mundo. El hotel ofrece habitaciones con conexión Wi-Fi gratuita y calefacción, un elemento esencial si consideramos que las temperaturas en el Salar alcanzan -12 ° C. Por último, el hotel tiene una vista espectacular de uno de los destinos más hermosos e insólitos de Latinoamérica.

 

Amazon Clipper Premium – Brasil

 

 

Amazon Clipper Premium combina la comodidad de un crucero de lujo con el ambiente salvaje y aventurero de la selva amazónica, pero lo que hace que este alojamiento sea aún más especial es la experiencia que ofrece el crucero. Al navegar por los ríos Amazonas y Negro, los viajeros tienen la oportunidad de experimentar la naturaleza de primera mano en la selva amazónica – y si tienen suerte, pueden incluso ver los delfines rosados, símbolos de la región y destacados en varios cuentos locales.

 

Montaña Mágica – Chile

 

La montaña mágica parece salida de un cuento de hadas. Tiene forma de montaña y está completamente cubierta por follaje. Este lugar es increíble y se ve como un bosque encantado, incluso tiene su propia cascada. Posee habitaciones acogedoras, con interiores de madera y vistas al jardín. Por último, se podrá disfrutar de una gran variedad de actividades en el lugar o en los alrededores, como esquí, ciclismo y equitación.