Pon atención, porque estos 5 factores podrían estarte indicando de que posiblemente es momento de replantear tu situación para encontrar nueva inspiración que te permita seguir adelante o incluso, en cambiar de lugar trabajo.

Llegas y sales desanimado

Entras a tu trabajo sin ánimos de estar ahí y sales de igual forma sin poder identificar la razón. Es como si el simple hecho de estar ahí, te absorbiera la energía por completo.

Te aburren en exceso tus actividades

Lo que solía agradarte ahora te aburre o incluso ha empezado a desagradarte.

Tu estado de ánimo cambia abruptamente

Pareciera como si tuvieras personalidades múltiples. Estás bien hasta que entras a la oficina, en donde te trasformas por completo. Incluso pensar en el lugar, te cambia el día.

Prefieres no llevarte con nadie

Ta ha dejado de interesar construir una relación con tus compañeros de trabajo.

Sientes que se han acabado los retos

Te sientes estancado y sin inspiración. Sientes que dejaste de aprender y que no hay algo interesante que tu trabajo pueda aportarte.

 

Recuerda que muchas veces la forma en la que nos sentimos en cuestiones personales, también afecta otras áreas de nuestra vida como el ambiente laboral, por lo que sentarte a pensar y meditar las razones por las que podrías llegar a sentirte así, es indispensable para evitar tomar decisiones precipitadas o erróneas que en ocasiones no son necesarias.

 

(Por Elizabeth Almazán)

 

TE PUEDE INTERESAR