Sin duda, una de las cosas que más se nos puede dificultar es llevar finanzas sanas. Sucede, que muchas veces y sin darnos cuenta, tenemos algunos malos hábitos que están prácticamente vaciando nuestros bolsillos. Para que eso no te suceda, te enlistamos algunos de los gastos más comunes que pudieras estar haciendo y que segurante son los responsables de comerse todo tu presupuesto.

Gastar todo lo que ganas

Un terrible error, pues no solo estarás en constante deuda, sino que jamás tendrás posibilidades de ahorrar.

Siempre comer fuera

Pareciera un gasto pequeño o insignificante, pero si haces cuentas, notarás que podría estar consumiendo gran parte de tu salario, sobre todo si lo haces muy seguido y en diferentes momentos del día. También, gastos pequeños cómo snacks o café, se roban todo tu presupuesto de poco en poco.

No prevenir 

Los gastos imprevistos en la mayoría de las ocasiones generan deudas e incluso atrasos en otros pagos que resultan indispensables. Evita que te afecten teniendo un fondo de ahorro disponible para cualquier situación de emergencia.

Pagar el mínimo de tu tarjeta de crédito

Al pagar el mínimo en tu TDC, solo estarás generando intereses que se sumarán con un adeudo que después podría resultar impagable.

Abusar de las compras

Saber controlar qué comprar y en qué momento hacerlo, es un punto fundamental para evitar caer en compras compulsivas que te harán gastar innecesariamente. Siempre evalúa si es algo que en verdad necesitas y si te es posible pagarlo sin endeudarte con préstamos y tarjetas.

 

(Por Elizabeth Almazán)