Quebec

Canadá tiene fama por los increíbles paisajes que engalanan su vasto territorio en todos sus puntos cardinales.

Con tierras de contrastes y caídas de agua majestuosas. Festivales, pueblos navideños, paseos en trineos, y un sinfín de actividades en nieve te esperan estas próximas vacaciones. Por ello, presentamos una selección de cinco de las maravillas que no deberías dejar pasar en el país de la hoja de maple.  Un regocijo para todos los sentidos. A disfrutarlas.

1.- Quebec

Recorre las fortificaciones que rodean a esta joya del patrimonio mundial de la Unesco y cuna de la América francesa. Visita lugares que han sido testigos de la historia: el barrio Petit-Champlain, la Place Royale, las llanuras de Abraham y el Edificio del Parlamento. Disfruta de un paseo por la terraza Dufferin para fotografiar el célebre Château Frontenac, quizá el hotel más bello del mundo. Explora el Viejo Quebec que se transforma en un pueblo navideño con mercados, luces y conciertos. Además, diviértete en las pistas de esquí y paseos en trineo de perros.

2.- Toronto

Vista de Toronto

Capital de la provincia de Ontario, es una ciudad cosmopolita, que posee diferentes opciones a los viajeros: catar vino, recorrer barrios históricos, adquirir entradas para algunos de los tantos partidos de hockey y vencer el miedo a las alturas en la CN Tower. En esta última, la aventura comienza desde los elevadores, que suben 350 metros en solamente 58 segundos.  Luego, están sus miradores, para admirar la ciudad como nunca antes. Sin embargo, las dos experiencias más icónicas son el Piso de Cristal, suspendido a 342 metros del piso y, sobre el Edgewalk, una caminata por la plataforma de metal que rodea el piso 116 del edificio desde fuera.

3.- Yellowknife

Patinar en nieve

La capital de los Territorios del Noroeste está ubicada en las orillas norte del lago Great Slave y a unos 400 kilómetros hacia el sur del Círculo Ártico.  Te recomendamos caminar por el sendero Ingraham, que conecta a la ciudad con ríos, lagos y otras rutas que son visitadas por pescadores. Y claro, no te pierdas ver la aurora boreal y participar en el Snowking Winter Festival, que tiene un mes de actividades culturales.

4.- Vancouver

Faro de Vancouver

En está ciudad costera disfruta de las pistas de esquí y patina sobre hielo en Robson Square, que reabrió sus puertas para los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010. Puedes darte una vuelta al evento gastronómico Dine Out Vancouver, que ofrece los mejores platillos regionales. Si gustas de la aventura ve por la tirolesa en la cima de Grouse Mountain o acampa en nieve, donde construirás tu cueva de nieve para pasar una noche bajo las estrellas.

5.- Montreal

Paisaje nevado

Visita la Basílica de Notre-Dame construida en 1829, es la primera iglesia gótica estilo renacentista construida en Canadá que alberga vitrales y pinturas religiosas. Luego conoce  la ciudad subterránea, El RÉSO de 35 kilómetros de caminos  y túneles que conectan a las tiendas, estaciones de metro, museos y restaurantes. No tendrás pretexto para no practicar el esquí o patinaje, porque ¡hay 150 pistas de hielo! También participa del festival Montreal en Lumiere y del Igloofest, que ofrecen conciertos de música, muestras gastronómicas y exhibiciones de pintura.

Como te dijimos, el invierno es más invernal en medio de los paisajes canadienses. Infórmate sobre los planes para visitar ese gran país, hay varias conexiones aéreas y la especializada es, desde luego, Air Canada.

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu