Según expertos de Medae, clínica en México especializada en belleza y salud a través de medicina genómica, existen algunos hábitos que solemos tener y con ellos provocamos el envejecimiento prematuro y vernos más grandes… Te compartimos la lista para que los evites.

1. Dormir poco

Dormir mal o no lo suficiente marcará tus ojeras, hará más flácida tu piel, además serás más propensa granitos e imperfecciones y sobre todo tu piel tendrá mal color.

2. Vida sedentaria.

El ejercicio mejora la circulación sanguínea y linfática. Mientras más circule la sangre, mejor color y tonicidad tendrá la piel, además evitarás las várices.

3. Malos hábitos alimenticios

Una dieta con grasas saturadas y con muchas calorías afecta la grasa de la piel, aumenta el acné, las dermatitis y provoca psoriasis – enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación -.

4. Fumar

El cigarro es el vicio que más perjudica la piel; existen estudios que revelan que las mujeres fumadoras tienen un riesgo casi tres veces mayor de presentar arrugas que aquellas que no fuman. Las arrugas de los fumadores son diferentes: son más estrechas y profundas, con contornos bien marcados. El color de la piel no presenta el color rosado característico de un cutis sano, se asemeja a un color pálido y amarillento. 

5. Alcohol

El alcohol es el perfecto aliado del envejecimiento prematuro; el alcohol afecta a las fibras de colágeno y las consecuencias son claras: cara contraída, demacrada y arrugada. Si el consumo de alcohol comienza desde temprana edad se suelen presentar muchos brotes de acné, si el consumo es en una edad más madura, las personas son propensas a desarrollar un daño hepático con el que la piel se torna opaca, pálida y amarillenta.

Cambia estos malos hábitos en tu vida, si lo que quieres es siempre lucir una piel perfecta y joven.

(Lety Casarín)

TE PUEDE INTERESAR