Cuando entras a trabajar, la persona que te contrata debe de saber que estás ahí por un objetivo: ya sea crecimiento, una meta personal, mejora económica; en fin, pueden ser diversos los motivos por los que buscas un trabajo, sin embargo los empleos no siempre son permanentes.

Hoy en día el ritmo de la vida te exige crecer y buscar más opciones. Considerar cambiar de trabajo no es malo, siempre y cuando implique un crecimiento. Lo complicado de todo esto es el momento de la renuncia ya que a nadie le gusta cerrarse las puertas y terminar mal.

Así que si estás planeando cambiar de trabajo o simplemente salirte del que estás actualmente, te mostramos las mejores maneras para renunciar y salirte por la puerta grande, sin terminar mal.

1. Investiga el tiempo ideal

No quieras hacer todo rápido y con urgencia, tantea el humor de tu jefe, el tiempo que tendrá para escucharte y analiza cuál es el mejor momento para poder hablarle y presentarle tu renuncia.

2.  Agradece

Siempre, antes que cualquier cosa, da gracias por lo que aprendiste y por la oportunidad.

3. Anticipa tu salida

Nunca es bueno renunciar de un día para otro, esto hará que te veas mal y probablemente te cierres las puertas, siempre avisa con anticipación.

4. Sé honesta

Siempre explica el por qué te vas, los motivos, si te preguntan de la nueva oportunidad di la verdad y explica todo con transparencia.

5. Piensa qué harás si te contraofertan

Si te quieren retener, piensa bien qué harías. Analiza todos los aspectos y considera cada detalle.

TE PUEDE INTERESAR