Es normal sentirnos nerviosos cuando asistimos a una entrevista de trabajo y que dichos nervios nos lleven a actuar de maneras inesperadas, sin embargo, existen ciertos errores que nunca deberías de cometer por más intranquil@ que te encuentres ya que podrían repercutir al momento de tomarte en cuenta para un nuevo puesto de trabajo.

1. Decir mentiras

Ya sea en tu CV o en medio de una entrevista. Recuerda que la verdad siempre se descubre por lo que es importante que nunca mientras sobre proyectos, puestos o habilidades. Vale más ser sincero a que te descubran en medio de una historia falsa ya que te hace poco confiable.

2. Desconocer en su totalidad la empresa y la razón por la que quieres trabajar para ella.

Muestra falta de interés por el puesto además de que te hace ver poco profesional. Te recomendamos que antes de asistir a una entrevista siempre investigues sobre la empresa: las actividades que desempeña, un poco de su historia y sus valores. Te resultará más fácil argumentar la razón por la que estás aplicando.

3. Hablar mal de tu empresa/ ex jefes

Aún cuando hayas tenido una experiencia desagradable en tu anterior empleo, evita hablar mal del lugar del que provienes y de las personas con las que colaboraste.

4. No tener claras tus fortalezas y debilidades

No saber reconocerlas habla de una persona que no se conoce en su complitud y que por ende, no es tan fácil que pueda mejorar. Te recomendamos hablar de tus fortalezas siempre haciéndolo de manera sincera y sin exagerar. Por otro lado, tener claro cuales son tus áreas de oportunidad, habla de una persona con humildad que reconoce que sigue en crecimiento y aprendizaje.

5. Tu posición ética y valores no empatan con los de la empresa

Siempre demuestra que tus acciones y tu pensamiento van sobre un mismo eje y que eres firme con ellos sin importar el entorno.

TE PUEDE INTERESAR