Por ahí dicen que los detalles y las experiencias valen incluso mucho más que un regalo ultra costoso. Pensando en ello, te proponemos algunos obsequios que seguramente tu mamá disfrutará al máximo.

Caja sorpresa

¡Imagínate entregarle una caja llena de aquellas cosas que le encantan! Compra una linda caja y prepárate para construir una bomba de sorpresas. Puedes hacerla temática (por ejemplo, si a tu mamá le encanta dibujar, llena la caja con aquellas herramientas que le servirán para su hobbie) o también puedes meter una mezcla de cosas lindas como esmaltes, cremas, labiales etc.

Regala experiencias

Puedes regalarle un momento que nunca olvidará. Puede ser un boleto para irse de viaje, una entrada para su concierto favorito o la inscripción a una de esas actividades a las que siempre ha querido inscribirse.

Un monedero electrónico

Dale la oportunidad de que se compre lo que más más desee o necesite. Adquiere un monedero electrónico de su tienda favorita y envuélvelo de la manera más original y creativa que se te ocurra. El punto es que si te decides por esta idea, se lo entregues de una forma divertida y con mucho amor.

Un día para consentirla

Este día es para que mamá en verdad disfrute, así que prepara un día completo en el que ella se sienta completamente atendida. Empieza por prepararle un rico desayuno y pon tu mejor mesa, llévala por un masaje y a salir lleguen a disfrutar de esa obra de teatro que tanto ha querido ver, coman en un restaurante diferente a lo que acostumbran, asistan a esa clase que siempre ha querido tomar y finalicen su día con un rico bocadillo en alguna terraza de la ciudad.

Planea un evento sorpresa

Puedes armar una pequeña reunión en la que puedas invitar a sus personas favoritas para que festejen a las mamás presentes. Asegúrate de cubrir con todo lo necesario: desde la comida hasta la limpieza al final del evento. Así mamá podrá disfrutar al máximo de su festejo y sin preocuparse por ningún punto de la organización.