Es muy común invertir tiempo en relaciones que creemos nos llevarán a algún lugar, sin embargo, muchas veces no nos damos cuenta de que estamos atrapados en una situación que no tiene ni pies ni cabeza y mucho menos un futuro.

Te dejamos algunos de signos que indican que te estás aferrando a una historia que está destinada a terminar, mucho antes de que voltees la página.

1.Viven al día

Los planes a futuro son nulos además de que les es difícil imaginarse juntos en cualquiera de las metas que tienen planeadas en su vida, sin embargo, piensas que es normal y que ya irán saliendo los planes juntos conforme vayan avanzando.

2. Las discusiones nunca terminan

Los problemas parecieran no tener fin y las discusiones se han convertido en el pan de cada día, pero crees que es posible arreglarlo y que en algún momento ambos resolverán diferencias.

3. No hay confianza

Confiar en el otro parece misión imposible. Confías en otros antes que en tu pareja pero le atribuyes eso al tiempo pues crees que poco a poco irán generando mayor confianza.

4. No se la pasan bien

Cada encuentro lo piensas como un suplicio. Ha dejado de resultarte interesante pasar tiempo juntos y aún así insistes en que sigan viéndose, pues crees que sólo se trata de una etapa o incluso de tu propio humor.

5. Sólo piensas en cambiar a tu pareja

Constantemente sólo estás buscando la forma de hacer que tu pareja cambie cada aspecto de su persona. La forma en la que es y como se comporta ya no te agradan en lo absoluto, pero tienes la esperanza de que cambie y sea como siempre has deseado.

 

(Por Elizabeth Almazán)