1- Una cosa a la vez

Por más que quieras ser multitask, debes aceptar que nada saldrá igual prestándole la mitad de tu atención a cuando le das tu 100%. Date el tiempo para terminar cada cosa en su momento.

2- No más reuniones

Evita las juntas innecesarias. Si hay cuestiones que se puedan solucionar por medio de una llamada o correo, evita que las reuniones te quiten tiempo de trabajo.

3- Maneja una agenda

Nada será más útil que una libreta en la que puedas apuntar tus tareas.

Un tip: Al mejor estilo “check list” puedes ir tachando tus pendientes una vez realizados.

4- ¡Date un break!

Cada tanto es necesario tomarte un momento para liberar tu mente. Sal a caminar, toma agua, cambia de aires o simplemtne estira las piernas. Cualquier pretexto es bueno para liberarte.

5- Ten lo necesario

Tu área de trabajo es el lugar en el que pasas la mayor parte del tiempo. Despéjala de cosas innecesarias, sólo te quitarán tiempo y te desconcentraran.

TE PUEDE INTERESAR