Si bien, el terminar cualquier tipo de relación nunca será para nada fácil, y menos, si hablamos de una de pareja. Pero como bien dicen, hablando se entiende la gente, todo puede terminar en las mejores condiciones si logras comunicar tus sentimientos de la forma correcta.

1- Di lo que sientes.

No se trata de si estás bien o mal, se trata de tus sentimientos y en ese sentido cualquier camino será el correcto. Lo más importante siempre será hablar con la verdad.

2- Hazte responsable.

Si bien, una relación es de dos, por lo que al terminar esta, no se trata de ver que hizo bien o mal cada quien, sino simplemente de saber que si funcionó o no, depende de dos.

3- No te quedes con rencores.

El terminar una relación no es para nada sinónimo de reproche y mucho menos es la oportunidad para gritar todo eso que te habías callado. OJO: Es muy diferente hablar con la verdad, que reprochar. Evita esta acción para terminar en una buena condición.

4- Corta relación por completo.

Si tu decisión es definitiva, no tienes por qué seguir ahí una vez terminada la relación. Y aunque tampoco se trata de borrarte del mapa, si es importante tomar cierta distancia para sanar heridas.

5- ¡No más celos!

Una vez terminada la relación, no hay ninguna necesidad de celar ni buscar dar celos. Debes entender que ya terminó y que cada quien puede seguir por su lado. Evita este comportamiento, pues no sólo puedes herir sentimientos, sino que pueden entrar en una eterna guerra por algo innecesario.

Puede que suene simple, pero sabemos que es muy fácil caer en este tipo de comportamientos. Es mejor ser sinceros, agradecidos y quedar en buenos términos, pues de lo contrario, además de quedarte con un mal sabor de boca, quizá la herida tarde más en sanar.

(Por: Jorge Alférez)

TE PUEDE INTERESAR