¿Triste, malhumorada, sin ganas de hacer nada? Encuentra en estos alimentos un aliado para lidear con estos malestares.

Nuestro estado de ánimo define en muchas formas las situaciones que vivimos a diario. A veces bastan sólo unos instantes para que nuestro buen humor se vaya por la borda y todo nuestro día  se torne gris, provocándonos una sensación de malhumor, tristeza o desgane. Estudios recientes demuestran que ingerir algunos alimentos nos ayudan a disminuir esos episodios de malestar y depresión.

1.- La carne, los huevos y el pescado aportan al cerebro tirosina, un aminoácido que ayuda a aumentar la producciones de neurotransmisores; permitiéndonos ser más productivas, estar más alertas y motivadas.

 

2.- Si queremos estar relajadas, la opción es comer papas, pastas, cereales como arroz, miel, plátanos, frutos secos y palomitas; estos alimentos son ricos en hidratos de carbono, lo que al estar en nuestro cuerpo ayuda a liberar insulina, que a su vez elimina los aminoácidos de la sangre, dejándonos sólo los correspondientes al triptófano, que funciona como un calmante natural, ayudando a disminuir los niveles de estrés.

 

 

3.- Los arándanos, las fresas, el té verde, las nueces y el salmón, son ricas en ácido valproico, un componente que se usa como elemento en medicamentos para aminorar los cambios de humor en personas con trastornos emocionales.

 

4.-Ahora si el problema consiste en que no te puedes concentrar o te distraes muy rápido, la opción son las espinacas; ellas contienen ácido fólico, lo que ayuda al cuerpo a procesar y reducir el nivel de homocisteína, proceso que interfiere con el flujo sanguíneo.

 

5.-Finalmente, si estás en tu periodo menstrual o cercana a tenerlo, evita comer carbohidratos, porque aunque es cierto que ayudan a aumentar la producción de serotonina, no hacen que la sensación  pase del todo. Come un pan, los granos y las proteínas se quedan dentro de nuestro sistema por más tiempo y nos ayudan a mitigar esos sentimientos de bajón que inexplicablemente nos atacan durante esos días.

 

Recuerda que sean cuales sean tus actividades diarias debes tomarte un tiempo para relajarte, alimentarte bien y hacer lo que te guste. Una persona feliz siempre rendirá más, será más productiva y vivirá de forma más saludable su vida.

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu