1. LBD

Tener un little black dress en nuestro clóset es un must, así que si aún no tienes uno debes ir a comprarlo ya.

2. Invertir en una bolsa

Muchas de nosotras somos adictas a las bolsas y nos gusta tener diferentes para cada ocasión, hay una sensación que extrañamente es increíble y hablo de la de comprarte tú misma una bolsa aspiracional que siempre quisiste pero nunca te habías atrevido a comprarla. No tiene nada de malo en invertir para una buena bolsa, te la mereces.

3. Apapacharte

¿Quién dice que no se vale quererse y preocuparse por una misma? Nunca podemos  olvidarnos que nosotras debemos ser nuestra prioridad número uno. Piensa cómo te gusta consentirte y hazlo de vez en cuando, si te gusta darte un día para ti solita, agenda una cita contigo y disfrútala.

4. Vuélvete amiga de tu mamá

Hay momentos en los que decimos que nunca queremos sonar como nuestra mamá, pero afortunada o desafortunadamente heredamos más de ella de lo que podemos imaginar, mejor aprendamos todo lo que se pueda de ellas y no debe ser una enemiga, al contrario de las mamás podemos hacer las mejores amigas y confidentes, créeme son las mejores consejeras.

5. Toma un curso de maquillaje 

Invita a alguna amiga, hermana, prima o a tu mamá y tomen un curso de maquillaje, equivóquense y aprendan mientras se divierten.

6. Baila en frente al espejo

Intenta aunque sea una vez a la semana mover todos tus huesitos y perderte en el ritmo, sentirás delicioso.

(Lety Casarín) 

TE PUEDE INTERESAR