Dormir bien es uno de los factores más importantes para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, nos ayuda a mantenernos activos y con vitalidad durante el día, listos para realizar cada actividad de nuestra rutina diaria, mejorando el estado de ánimo y la calidad de vida que llevamos.

¿Alguna vez te ha sucedido que por más que duermes sientes que no has descansado? Eso, entre otras problemáticas, puede deberse a una mala rutina que estás llevando a cabo antes de dormir. Revisa la lista y descubre si estás cometiendo alguno de estos errores.

1. Cenar mucho y muy pesado

Es recomendable no ingerir alimentos por lo menos 3 horas antes de acostarte, además de que dichos alimentos deben ser lo más ligero posible. Eso evitará que al activarse tu metabolismo, se produzcan niveles de energía que no te dejarán dormir.

2. Dormir en entornos caóticos

Aunque no lo creas, el entorno en el que duermes influye mucho en la forma en la que descansas. Es importante que tu dormitorio cuente con las condiciones correctas para descansar como: luces tenues y colores claros o neutros que te inspiren tranquilidad. Evita tener escritorios de trabajo, desorden excesivo y exceso de aparatos electrónicos, los cuáles puedan distraerte o alterarte a la hora de dormir.

3. Revisar tu teléfono por la noche

Actualmente, es casi imposible no estar conectado en línea, tanto con aquellos que nos rodean, así como con las cosas que nos interesan. Sin embargo, es indispensable que consideres desconectarte por completo antes de dormir, pues al ponerte a revisar tu teléfono por la noche, solo hará que te distraigas y rompas con las horas de sueño necesarias para lograr un descanso completo.

 4. Utilizar ropa muy ajustada

Para que logremos descansar como se debe, nuestro cuerpo necesita sentirse libre y ligero. Utiliza ropa cómoda y holgada que te permita tener flexibilidad y comodidad.

 5. Falta de aseo

Evita dormir sin antes haber llevado una rutina de limpieza, sobre todo en tu rostro y dientes. Está comprobado que mientras dormimos nuestra piel se regenera, por lo que es importante eliminar todas las toxinas adquiridas durante el transcurso del día, las cuáles, podrían ocasionarte diferentes problemas dermatológicos e incluso, impacto en la edad que aparenta tu cutis.

6. No relajarte

Deja los problemas fuera de la habitación. Para lograr un descanso pleno, es muy importante  que evites pensamientos que te causen tensión y estrés, pues al aumentar tu actividad cerebral, te será difícil conciliar el sueño o impedirá que descanses correctamente aún cuando duermas gran cantidad de horas.

(Por Elizabeth Almazán)

TE PUEDE INTERESAR