1- ¿Qué  es lo que no quiero en mi vida?

Si bien, puede que no sepas a ciencia cierta lo que quieres, pero te seguro que sí sabes lo que NO quieres. Hazte esa pregunta y aleja todo eso que no quieres de tu vida.

2- ¿Lo que estoy haciendo me hace feliz?

Tan sencillo como eso. Si lo que estudias o a lo que te dedicas en el terreno profesional no te hace feliz, qué haces ahí. No está mal cambiar de rumbo, siempre y cuando te lleve al destino querido.

3- ¿Soy feliz conmigo mismo?

Antes que nadie estás tú. Por ello es importante cuidarte, protegerte y buscar tu propia paz y felicidad. No hay nada mejor que realmente disfrutarte.

4- ¿Soy feliz con mi pareja y  la gente que me rodea?

Quizá esta sea una de las preguntas más difíciles y dolorosas que te puedas formulas, pero es importante hacerlo cada tanto y si alguien no te hace bien, es importante alejarlo.

5- ¿Guardo rencor?

No es ninguna novedad el hecho de que muchas enfermedades y dolores extraños son causados por rencores guardados. ¡Déjalos ir! Recuerda que perdonarte es más que perdonar a otros, es soltar todo eso que nos tiene detenidos en un momento sin poder avanzar.

6- ¿Me acepto con mis virtudes y defectos?

Las virtudes son por mucho un tema más fácil, pero hablemos de los defectos… ¿Qué tanto los aceptas y trabajas en ellos? Te recuerdo que es importante no dejarlos de lado, pues quieras o no, son parte esencial de lo que eres hoy por hoy.

(Por: Jorge Alférez)

TE PUEDE INTERESAR