Caer en el juego de personas que resultan tóxicas, es más fácil de lo que pensamos, ya que en la mayoría de la ocasiones se pueden encontrar ocultos entre aquellos con los que convivimos a diario y que incluso, tenemos en un lugar muy especial de nuestra vida, lo que hace difícil notar que se trata de personas que nos están provocando daño.

Sin embargo, saber identificarlas es fundamental para evitar caer en su juego y de ser posible, alejarnos de ellos. Por otro lado, la importancia de saber reconocerlos, también reside en que tengas la capacidad de identificar si tú mismo estás convirtiéndote en una persona tóxica para alguien más y así puedas evitarlo y mejorar.

1.El pesimista 

Estas personas tienden a ver el punto negro en el arroz, no solo en lo que ellos mismos hacen sino que también juzgan de la misma manera a quienes los rodean. Es muy posible que alguien con esta característica logre desanimarte y te jale a un ambiente negativo más rápido de lo que crees.

2.El chismoso

No puede guardar ni un secreto, todo se le sale “por accidente” y siempre es en extremo indiscreto. Es aquella persona cuya conversación se basa únicamente en lo que escuchó o creyó escuchar sobre otros. Todo quiere saberlo, pues la vida de los demás le entretiene.

3.El manipulador

Unos de los más difíciles de reconocer. Siempre encontrará la forma de lograr que sus ideales se conviertan en los tuyos. Creen que pueden controlar a todos aquellos que los rodean, aplicando gran cantidad de técnicas como el chantaje, la lastima, el miedo e incluso (y por más raro que pareciera) el carisma.

4.El mezquino

Aborrecen la idea de dar pero adoran recibir. Son la clásica persona que está ahí mientras la atiendas, la invites y la procures, pero cuando se trata de que sea a la inversa, simplemente desaparecen.

5.El mentiroso

Te inventa historias a cada rato, tanto, que incluso ellos mismos pierden la noción de lo que han dicho, provocando que al final te enteres de todas sus mentiras. Siempre intentarán quedar bien por lo que mentir es su pan de cada día. Si esperas obtener opiniones sinceras, definitivamente no será de su parte.

6. El eterno crítico negativo

Todos sus comentarios son negativos y al igual que “el pesimista”, todo lo ve negro, actitud que al final resulta completamente desgastante y desmotivante.

 

(Por Elizabeth Almazán)

TE PUEDE INTERESAR