Ahorrar puede resultar para muchas de nosotras todo un dilema y estirar la quincena es todo un triunfo, si te sientes identificada con esto, debes quedarte a leer. Te daremos algunos consejos para que tu dinero rinda mejor.

1. El 10% 

Dicen que debes ahorrar como mínimo el 10% de tu sueldo para siempre tener un colchoncito. Trata de destinar ese 10% a otra cuenta en la que no gastes, podrás notar cambios.

2. ¡No más gastos hormiga!

Café diario fuera, cigarros, uno que otro dulce en la tiendita, comida en el cine o los conciertos. Todos esos pequeños gastos que hacemos diario sin darnos cuenta y sin necesitarlos son los que hacen que nuestra quincena desaparezca poco a poco. Te recomiendo destinar una cantidad mensual para tus «gastos hormiga» si te la acabaste, entonces ni modo acóplate a lo realmente necesario y esencial.

Si pagas un club, clases o gimnasio a las que no vas, te recomiendo pensarlo dos veces.

3. Analiza tus gastos

En lugar de pagar en automático tus tarjetas, analiza bien en qué gastaste, a dónde se está yendo tu dinero. Tal vez ese mes hiciste un gasto en especial y aumentó, pero tal vez no te diste cuenta que podrías llevar comida de tu casa al trabajo, en lugar de salir diario a comer.

 

4. Compara

Ir al súper puede ser tedioso, pero no por salir antes implica comprar lo primero que encuentres; compara los precios y las cantidades de cada producto para hacer una mejor compra.

5. Plantea una meta

Motívate con algún objetivo, intenta encontrar algo que te emocione y te haga querer ahorrar; puede ser un viaje, por ejemplo.

6. Piénsalo 

Compara lo que vas a comprar con lo que ganas, si lo que vas a gastar implica un mes de tu sueldo piensa bien si lo quieres y lo necesitas.

(Lety Casarín)