Ganar mucho dinero no lo es todo, a veces ganamos mucho y no nos rinde bien; eso es porque no sabemos administrarnos y porque en nuestra cabeza sólo nos enfocamos en cuánto dinero vamos a tener y no en cuánto dinero vamos a gastar y en qué. Hay muchos gastos que puedes restarle a tu lista de egresos y notarás que tu cartera no sufrirá tanto.

TE PUEDE INTERESAR: 6 TIPS PARA QUE TU DINERO DURE

1. Cable de televisión

Piensa bien si realmente ves la tele o en realidad sólo ves contenido en internet como series y películas, tal vez lo que necesites no sea un cable, sino una cuenta en Netflix.

2. Comparte gastos

Si vives sola y cada mes sientes que todo tu dinero se está yendo a la renta, puedes considerar tener roomies, cada vez es más frecuente y tu cartera descansará un poco al dividir los gastos, además de que en muchos casos usamos nuestras casas sólo para dormir y puede ser que le estemos invirtiendo más dinero del que amerita.

3. Teléfono e internet

Analiza bien cuántos minutos, mensajes y datos de internet tienes cada mes en tu plan de celular, qué tanto lo usas y qué tanto puedes disminuir. Esto también aplica para tu casa, observa qué tanto utilizas tu teléfono de domicilio, tal vez sea mejor quedarte únicamente con tu línea del celular.

4. Compras por internet

Comprar en línea muchas veces es muy cómodo y tenemos todo un mundo a sólo un click, es por esto que es más fácil gastar de esta modalidad. La próxima vez que vayas a comprar algo por internet, pregúntate si lo necesitas y espera un día para hacerlo, así lo pensarás dos veces y evitarás compras impulsivas.

5. Una o dos comidas fuera

Comer fuera de casa no debería ser una necesidad, sino un lujo. Hazte de esta mentalidad y trata de que tus salidas no sean tan constantes así tu dinero alcanzará más.

6. Regalos

Los detalles en las relaciones personales siempre son bien agradecidos y muy bonitos, sin embargo una persona que te quiere no te debe querer por los ceros que le agregas a sus regalos. ¡No lo olvides! Una cosa es ser detallista y otra abusar de ser espléndido, conoce tus límites.

7. Suscripciones

¿Qué tantas cosas pagas que no utilizas? Pregúntate si realmente estás haciendo válida la suscripción al gimnasio, si sigues leyendo las revistas que te llegan a casa o sólo las hojeas, si pagas un servidor de música y lleva meses sin que lo utilices. A veces esos pagos se hacen en automático a las tarjetas y no nos damos cuenta que en realidad no los utilizamos.

Estos son algunos gastos que puedes borrar de tu lista y probablemente ni vayas a notar que ya no están, pero tu cartera sí lo notará.

(Lety Casarín)