Sabes que tu cuadrúpedo tiene muchas maneras de comunicarse, moviendo la colita, saltando alrededor de ti, ladrando, gruñendo o aullando. A veces esta última acción puede desconcertarte porque ocurre sin causa aparente. Calma, antes de que llames alarmada a tu veterinario, descubre qué puede significar este sonido.

1.- Honra su herencia

El aulllido se debe al instinto lobuno que aún tienen y comunicarse entre ellos, no descartes que tu can pueda estar llamando a su manada original. Impulsa su socialización con otros perros.

perro 1

2.- Está adolorido

Especialistas del Hospital Veterinario de Especialidades UNAM comentan que tu peludo amigo puede expresar con aullidos cuando siente dolor. Revísalo con cuidado y checa si hay una parte de su anatomía que esté lastimada o presente inflamación.

perro 2

3.- Pide tu atención

¿Quién dice que los canes no son manipuladores? No pocos de ellos aúllan para llamar la atención de sus dueños sabiendo que no se resistirán a voltear a verlo. Y sí, cuando lo haces, te das cuenta de que está “sonriente” y quiere jugar. Hazlo, será bueno para ambos.

perro 6

4.- Encontró algo

Si tu perro está en otra parte de la casa podría haber descubierto algo, desde un roedor impertinente hasta alguna persona herida. Revisa el área en donde sucedieron los hechos y asegúrate de que todo esté bien.

perro 3

5.- Delimita su territorio

Todo perro, por muy adorable que parezca, tiene la necesidad de marcar su territorio. Cierto, es común que lo hagan a través de la orina, pero también que recurran al sonido gutural al que pueden corresponder sus congéneres. Tranquilízalo y dile con voz firme “todo está bien”.

perro 7

6.- Es un buen imitador

Puede aullar como reacción a sonidos como sirenas de patrullas o ambulancias, la voz de un pregonero o el silbido del carrito de camotes ¿Por qué lo hace? Aún no se sabe e incluso podría ser como una forma de entretenerse. Como en el caso anterior, la recomendación es que lo tranquilices con voz firme.

perro 4

7.- Se siente solo

Si sales de casa y tu perro no tiene formas de entretenimiento puede deprimirse. Si te enteraste por tus vecinos que durante tu ausencia tu perro no paró de aullar, simplemente te estuvo llamando. Compénsalo con una caminata en la que lo acompañes. Sí, aunque ya estés cansada. Les hará bien a los dos.

Recuerda siempre, tener un animal de compañía implica una gran responsabilidad que se compensa con el cariño más tierno y fidelidad inquebrantable.

perro 8

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR