Sí, es destructor, travieso, muchas veces desobediente ama los olores fuertes, mojarse y enlodarse, pero es adorable… Tu mascota.
Grande o pequeña es parte fundamental de tu vida ¿Te has preguntado porqué sientes tanto apego a su carita tierna?

A continuación 7 probables motivos:

1.- Te escucha en todo momento:

Sin duda capta lo que sientes y le cuentas. Siempre está ahí para escucharte en cualquier momento y a todo lo que le platicas te responderá con un “¡guau!” muy afectuoso.

2.- Retribuye siempre más de lo que recibe:

Mantener a un perro contento, es muy fácil; paseos, ejercicio, amistad, cariño y buena nutrición. A cambio, se convierte en el compañero más fiel que hará todo por llamar tu atención.

3.- Incansable y lleno de buen humor:

Debemos aceptarlo, hace toda clase de cosas que alegran nuestros días. Es más, con sus incitaciones a correr y jugar te obliga a ponerte en forma.

4.- Es un maestro de vida:

Nuestro mejor amigo está muy conectado con la naturaleza y eso le ayuda a desarrollar una vida feliz. La perseverancia, ganas de disfrutar su espacio y amor a la vida son algo que se contagia.

5.- Te contagia su curiosidad:

Ya sea para dar una vuelta a la cuadra o ir de campamento en el bosque. Tu mejor amigo siempre te animará a descubrir el entorno, algo que te servirá mucho para ver las cosas desde una perspectiva diferente.

6.- Cómplice de momentos simpáticos:

Como en todas las relaciones de amistad, siempre habrán momentos especiales y únicos que recordarás toda tu vida. Haz memoria y te vendrán a la mente recuerdos inolvidables a su lado.

7.- Le encanta apapachar y ser apapachado:

Tras un día pesado o al recibir una buena noticia, nuestro mejor amigo estará ahí contento y dispuesto a darte mucho cariño, porque, para él, tú eres la mejor persona que existe en el mundo.

(Por Pedro C. Baca)

In memoriam Samantha y Emilio Baca

TE PUEDE INTERESAR