1. Acéptalo 

Por más triste o incómoda que sea la situación, trata de aceptarlo, una vez que estás en aceptación ya todo es más fácil.

2. Date tiempo

No quieras recuperarte luego luego, vive tu dolor y date tiempo para asumirlo y poder sanarlo.

3. Analiza

Con la mente en frío piensa bien qué fue lo que sucedió y trata de entender cómo fueron las cosas, visualízalo.

4. Aprende

De todo malo se aprende, piensa qué te vas a quedar de lo que te sucedió.

5. Deja ir

No te martirices con reproches y rencores, perdona y también perdónate a ti misma.

6. Da gracias

Uno de los últimos pasos para seguir y darle vuelta a la página es agradecer.

7. ¡Vive!

Continúa… Ya pasaste lo peor, ahora para adelante con la frente en alto.

(Lety Casarín)

 

TE PUEDE INTERESAR