Tener el cuerpo que deseas es fácil de lo que crees. Únicamente basta con ser constante y disciplinado para lograrlo. Aún cuando pareciera que requieres invertir gran cantidad de tiempo extra en ello, la realidad es que son hábitos que sólo requieres ajustar en la rutina que ya llevas día a día.

 

1.No te saltes el desayuno

Está comprobado que cuando te saltas comidas tu cuerpo tiende a guardar reservas para aguantar ese tiempo de inanición.

2. Duerme lo suficiente

Estudios realizados en la Universidad de Chicago comprobaron que cuando duermes poco tu cuerpo cambia la forma en la que regula el apetito, llevándote a consumir más alimentos ricos en grasas y carbohidratos para compensar la energía perdida por la falta de sueño.

3. Consume grasas saludables

Te ayudarán a sentirte satisfecho sin añadir peso extra. Puedes encontrarlas en el salmón, atún, sardinas, almendras, semillas de girasol, macadamia, aguacate, aceitunas y muchos otros más.

4. Ten una rutina de ejercicio

Procura tener por lo menos 45 minutos de actividad diaria exclusivamente dedicados a ejercitarte. Acelerará tu metabolismo.

5. Consume más fibra

Los alimentos en fibra usualmente son bajos en calorías, además de que mantendrán funcionando   a la perfección tu aparato digestivo.

6. Bebe mucha agua

A veces nuestro cuerpo confunde la sed con hambre. Evítalo consumiendo la suficiente agua. Además de que te mantendrás hidratado y mejorará notablemente el funcionamiento de tu cuerpo.

7. Come lentamente

¿Sabías que a tu cuerpo le toma 20 minutos sentirse satisfecho? Entre más rápido comas, más comerás pues tu cuerpo tarda en sentir saciedad.

 

(Por Elizabeth Almazán)

TE PUEDE INTERESAR