Hablar en público es una de aquellas actividades que a la mayoría de nosotros nos provoca nervios e incluso miedo, sin embargo, aprender a dominarlo es algo que todos deberíamos hacer, sobre todo si nuestra meta es conseguir mejores resultados a nivel escolar y laboral.

Te dejamos algunos tips que podrán servirte para mejorar:

1.Repasa y entiende 

Dedica tiempo al estudio de tu tema y de cada concepto. Si dominas el tema, te será más fácil exponerlo y sin necesidad de memorizar al pie de la letra. Fluirá mejor tu presentación.

2.Usa vocabulario simple

No uses palabras que te resulten enredosas, que no puedas pronunciar y que no entiendas a la perfección. Utiliza lenguaje formal pero con el que te sientas cómodo. Siempre recuerda que aderezar de más una idea que en realidad es simple, tampoco luce bien.

3. Sé consciente de tu lenguaje no verbal

Lo que reflejamos con nuestros ademanes y vestimenta también importa. Aprende a manipularlos para que vayan sobre la línea en la que van tus palabras. De nada sirve un discurso bien planeado si todo lo demás denota nerviosismo o ideas opuestas.

4. Domina tu escenario

No te quedes estático. Utiliza todo tu espacio, muévete y emplea todas las herramientas de las que dispones. Ojo, puedes hacerlo pero sin exagerar, de lo contrario solo distraerás a tu público.

5. Interactúa con la audiencia

Haz contacto visual con tu público, demostrará que dominas el tema y que los consideras en tu conversación.

6. Aprende a utilizar las pausas y el silencio

Hablar demasiado rápido podría ser síntoma de nerviosismo, además de que un ritmo completamente plano, podría provocar que pierdas la antención de la audiciencia. Utiliza las pausas para dar enfásis a ciertas ideas y también para darle un respiro a quien te escucha.

7. Practica todo lo que puedas

Hazlo en voz alta e incluso pide a alguien que te dé su punto de vista. Recuerda, “la práctica hace al maestro”.

 

(Por Elizabeth Almazán)

TE PUEDE INTERESAR