Está por acabar el mes y es momento perfecto para desempolvar esos tenis y salir a hacer ejercicio, yo ya me he decidido y si te encuentras la misma situación revisa esta lista para que no cometas estos errores.

Se ejercitan con demasiada frecuencia

Cuando decides empezar a hacer deporte es muy común que sientas el deseo de entrenar a diario y programes demasiadas sesiones a la semana, lo cual es un grave error ya que es muy difícil establecer una rutina de esta forma y es probable que pierdas el interés rápidamente.

Se recomienda comenzar con un par de entrenamientos a la semana y que poco a poco tu cuerpo se ajuste a estos cambios hasta convertirlos en hábito.

Entrenan demasiado duro

La emoción por conseguir el cuerpo de tus sueños o los deseos de alcanzar una meta deportiva te llevan a que sobrepases tus límites, lo cual no es recomendable ya que puedes lesionarte fácilmente o fatigar tus músculos. Tómalo con calma y logra un progreso gradual y realiza ejercicios moderados, de esta forma tu cuerpo no sufrirá estragos.

Atletismo

No llevan una buena alimentación

Es muy probable que después de un entrenamiento sientas muchísima hambre, pero no caigas en la tentación, mantente alejado de los azúcares, alimentos procesados y comida chatarra en general.

Toma buenas decisiones y consume un smoothie, proteínas, semillas de hemp, humus con vegetales, existen muchas opciones saludables para que no eches a perder lo conseguido en el gimnasio.

No estiran al terminar su rutina

Es un error de novato y se puede convertir en hábito que por lo general lleva a una lesión. Si no realizas ejercicios de estiramiento tu cuerpo no podrá enfriarse adecuadamente, lo cual ocasionara dolores y molestias no deseadas.

Incorpora a tu rutina ejercicios sencillos de estiramiento que te harán sentir mucho mejor.habito-hacer-ejercicio

Realizan un solo tipo de ejercicio

El cuerpo se acostumbra a los movimientos más rápido de lo que imaginamos y los músculos desarrollan tolerancia, es por eso que desde que se empieza a entrenar debemos mezclar diferentes tipos de ejercicios; alternar cardio, entrenamiento de fuerza y rutinas de intervalos de alta intensidad.

No eligen una disciplina que les encante

No debes inscribirte a alguna clase simplemente porque está de moda, primero investiga si realmente te gusta ya que de eso dependerá tu constancia al practicar. En los centros deportivos siempre dan una clase de prueba así que no te la saltes e investiga si realmente es lo que te hará feliz.

pole-sideways-copy

No beben suficiente agua

Mantenerte hidratado es básico cuando comienzas a realizar ejercicio, ya que con la actividad física se pierde gran cantidad de agua que debe ser remplazada con el fin de que tu cuerpo esté fuerte.

De dos a tres litros por día es la cantidad recomendada.agua-botella-pareja_thumb_e

No anotan su progreso

Quizá comenzaste a entrenar con el objetivo de marcar el abdomen, pero si a la semana de que empezaste no has notado resultado es probable que te desanimes y lo dejes, por eso te recomendamos que realices un diario en el que anotes todos tus progresos físicos y cómo te sientes, así notarás las mejoras y te motivará a lograr el objetivo final.

TE PUEDE INTERESAR