Para esta próxima Copa Mundial Femenina de futbol a celebrarse este año en Francia podremos ver a las jugadoras de las principales selecciones como Estados Unidos, Inglaterra, Australia y Suecia portando uniformes hechos a su medida según anunciaron firmas tan prestigiosas como Nike y Adidas.

Este asunto aparentemente trivial, va más allá de cuestiones de moda o de comodidad, es el resultado de una lucha en los tribunales por parte de las jugadoras de la selección de Estados Unidos que acusaron a su federación de discriminación, le exigen una igualdad salarial con respecto a sus pares masculinos; de paso también le reclamaron que el kit que contiene todos los aditamentos para practicar el futbol está pensado más bien en los varones que en las mujeres.

No hay que olvidar que los uniformes que se usan en los campos de futbol fueron diseñados especialmente para los cuerpos de los hombres, es decir, son más entallados, mientras que la mujeres debían conformarse con esta traza. Afortunadamente todo cambio, debido al auge del futbol femenino y a que las mujeres pugnan también por una igualdad.

De suerte que ahora los uniformes femeninos tendrán un diseño donde se priorice la comodidad y la profesionalización antes que “lucir” cuerpo. Eso sí, las mangas serán un poco más largas, y los cuellos, ya sea en “v” o redondos, tendrán espacio para que ellas se puedan poner una camiseta sin echar a perder la cola de caballo.

Si bien algunas selecciones, como Chile, Nigeria, Sudáfrica o Corea tendrán el mismo diseño en sus camisetas, tanto para hombres como para mujeres, ahora sí habrá notables diferencias en las tallas.  Otras selecciones como Estados Unidos o Inglaterra tendrán diseños y tallas diferentes entre hombres y mujeres con diferentes detalles entre uno y otro, que no sólo tienen que ver con cuestiones de más coquetería sino con cuestiones de género e igualdad.

Y tú que pensabas que esto sólo se trataba de uniformes de futbol.

Con información de The New York Times.