A estas alturas sabes de sobra qué es una selfie. Pero más allá de si eres aficionado o no a tomarte autorretratos a través de una lente fotográfica o con la cámara de tu teléfono, hay que tener presente que el deseo de dejar testimonio personal de uno mismo es tremendamente antiguo.

Ya en el Egipto de los faraones hubo al menos un artista que esculpió en piedra su propio rostro. Podríamos decir que esa fue la primera selfie de la historia de la que se tenga registro. Luego vendrían artistas de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco –casi todos hombres– que quisieron pintarse en diversos escenarios y actitudes.  Checa los ejemplos de Alberto Durero, Jan van Eyck y especialmente el de Diego Velázquez en el famoso cuadro Las Meninas. Son notables y hasta divertidos.

Captura de pantalla 2016-08-30 a la(s) 11.56.04

Pero bueno, dado que en nuestra época el término selfie está vinculado con el autorretrato que hacemos por medio de una cámara, debemos ubicar que el primero a quien se le ocurrió hacerse una selfie fue a un empresario estadounidense llamado Robert Cornelius en 1839. Pero la palabra “selfie” como tal fue mencionada por primera vez en la televisión australiana durante un foro, ya en nuestro siglo XXI.

Han pasado muchas cosas desde entonces, y antes de decirte los tips básicos para la selfie ideal, sólo queremos recordar que el autorretrato más popular hasta ahora fue el que tomó con su teléfono Ellen DeGeneres durante una ceremonia de los Oscar, cuando estaba rodeada de varias estrellas de Hollywood. Esa imagen tuvo 3.38 millones de retuits.

ellen_selfie_oscars

Si no puedes rodearte de ese tipo de gente y si logras evitar la duck face, podrás conseguir una decente selfie haciendo lo siguiente, según recomendaciones de la marca Mentos, que aunque no es especialista en tecnología se le agradece:

  • Busca un lugar con una iluminación adecuada pero sin que la luz te dé directamente en tu rostro. Si estás en exteriores mejor usa unas gafas de sol, lo cual disminuirá el brillo del sol y te hará lucir, digamos, más interesante.
  • Si te haces la selfie frente al espejo, mira al teléfono o la cámara, porque si no parecerá que estás haciendo bizcos y además no podrás ver si tu pose es o no la correcta.
  • Si no estás frente a un espejo la mejor posición es poner la cámara por arriba de tus ojos para que tu cara no se vea enorme y desproporcionada.

Quizá lo más importante para tener éxito con tu selfie es que tengas confianza para que en efecto reflejes esa buena onda que quieres proyectar. Es decir, ten actitud (pero olvídate de la cara de pato, en serio).

Blue Swimsuit self portrait

(Por JRH)

TE PUEDE INTERESAR