Practicar yoga es una excelente opción para que las embarazadas se mantengan en forma, cuiden su cuerpo y mente.

El yoga ayuda a aliviar los problemas de esta etapa de la mujer, reduce la hinchazón, manchas, estrías y los dolores en general.

Vakrasana: Siéntate con los pies estirados, inhala y levanta los brazos con las palmas hacia abajo a la altura de los hombros.  Gira el cuerpo de la cintura hacia arriba y con la mano toca el pie y cambia de dirección mientras exhalas. Inhala para volver al centro.

Dynamic-Spinal-Twist-Gatyatmak-Meru-Vakrasana

Utkatasana: La embarazada debe ponerse de pie con las piernas ligeramente separadas, debe inspirar dos segundos y levantar los talones y los brazos a la altura de los hombros. Exhalar lentamente y sentarse en cuclillas, manteniendo las manos en la misma posición. Inhalar y nos levantarse, bajar los talones y los brazos lentamente.

Yastikasana: Acostada sobre tu espalda, estira las piernas, los pies miran hacia arriba, los brazos a cada lado del cuerpo. Al inhalar levantaremos y estiraremos los brazos, al exhalar los bajaremos.