No es nada desconocido el hecho de que la guapísima modelo Irina Shayk siempre ha lucido una figura impactante. Pero últimamente lo que más nos ha sorprendido y llamado la atención es la forma en la que recuperó su figura, ya que fue en un abrir y cerrar de ojos.

A pocas semanas de haber dado a luz a su primera hija con Bradley Cooper, la modelo luce como si nada e incluso se le ha visto presumir una figura que no da crédito a que apenas se haya convertido en mamá. Desde luego, esta afortunada cualidad rápidamente llamó la atención de los fans y los medios, por lo que Irina por fin ha revelado el bien guardado secreto.

 

Según Irina, el secreto es «disfrutar de la vida; y tratar de mantener un equilibrio entre los alimentos que comes y el tiempo que inviertes a entrenar tu cuerpo.» La idea no es limitarse o esclavizarse al ejercicio, sino llevar una dieta balanceada y en armonia con tu estilo de vida.

 

¿Qué tal? ¿Crees que en verdad le deba su figura sólo a ese método?