Explorar la condición humana de las personas migrantes a través de una instalación de realidad virtual, es la propuesta de  Alejandro G. Iñárritu  en Carne y Arena (virtualmente presente, físicamente invisible). Un discurso que fue construído gracias a los relatos basados en historias reales y que es transmitido al espectador a través de una experiencia inmersiva virtual de 6 minutos y medio, en la que puede recorrer un gran espacio y experimentar un viaje que difícilmente podría imaginarse de otra manera. Hacer conciencia sobre las vivencias por las que atraviesan los migrantes es el principal objetivo de este esta instalación.

“Durante los últimos cuatro años, en los que este proyecto se ha ido forjando en mi cabeza, he tenido el privilegio de conocer y entrevistar a muchos migrantes mexicanos y centroamericanos. Las historias de sus vidas me perseguían, así que invité a algunos de ellos a colaborar conmigo en el proyecto. Mi propósito era experimentar con la realidad virtual para explorar la condición humana en un intento de romper la dictadura del encuadre dentro del cual las cosas simplemente se observan y reivindicar un espacio que permita al visitante vivir la experiencia directa de caminar con los pies de la persona migrante, ponerse en su piel y llegar hasta su corazón” cuenta Iñárritu.

Totalemente una experiencia que atrapará tus sentidos y que te hará reflexionar sobre un condición de vida de la que solo hemos oído hablar y que en esta ocasión podras llegar visualizar.

 

¿Dónde?

Centro Cultural Universitario Tlatelolco, ubicado en Ricardo Flores Magón 1, Nonoaclo-Tlatelolco, Tlatelolco, 06995