Si algo en esta vida no se puede ocultar es la dicha y por eso es comprensible lo radiante que luce la duquesa de Cambridge, quien llega a los 36 años de vida sintiéndose plena y con muchas expectativas para el futuro cercano.

¿Cómo han sido los festejos de su reciente cumpleaños? Recibió su primer regalo el lunes pasado cuando llevó a su hija, la princesa Charlotte, a su primera jornada de guardería y observó a la niña desenvolverse con total naturalidad entre sus nuevos compañeritos de clase.

Nacida el 9 de enero de 1982, para su “año nuevo personal” de 2018, decidió tomarse las cosas con mucha calma, suspender su agenda de eventos públicos, la cual ha sido muy intensa en los últimos meses, y pasar un rato de convivencia a solas con su esposo, el príncipe Guillermo.

Embarazada de cinco meses, para Kate, su gran gran regalo de cumpleaños llegará en abril próximo cuando de a luz a su tercer descendiente, cuyo sexo no ha querido saber para que sea una enorme sorpresa.

En tanto llega el feliz momento, aprovechará enero y febrero para atender varios compromisos, como el cumpleaños número 92 de la reina Isabel II, y hacer algunos viajes cortos. Probablemente a partir de marzo se aparte de la escena pública para preparar su nueva maternidad.

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR