Aceptémoslo, si hay algo que utilizamos con demasiada frecuencia (a veces más de lo que quisieramos) es nuestro celular. Actualmente este «inofensivo» aparato se ha convertido casi en una extensión de nosotros, lo que lo ha transformado en una herramienta impresindible de la a veces muchos de nosotros llegamos a abusar.

Si usar el celular se ha convertido en un gran problema incluso cuando intentamos convivir con aquellos que nos rodean debido a que hay personas que ya no pueden soltarlo, en cuestiones laborales pasa lo mismo ¡y hasta peor!, ya que nuestra productividad se ve disminuida cada vez más, ocasionando severos problemas en la forma en la que nos desenvolvemos en la oficina. Lo anterior puede acarrearnos problemas como falta de concentración, errores continuos en nuestro trabajo e incluso dificultad para socializar y entrablar relaciones con otros.

 

 

¿Cómo idenficarlo?

Realiza un conteo de las veces que revisas tu teléfono

¿Son más de 5 en una hora o cada vez que tienes un break?

Analiza la razón por la que lo revisas

Contestar mensajes, acceder a redes, utilizar herramientas como calculadora, cámara, calendario y agenda.

Pregúntate cómo te sientes al intentar no usarlo

¿Sientes ansias? ¿Piensas que te estás perdiendo de algo importante?

 

 

Si al analizar los puntos anteriores descubres  que:

  • Revisas tu celular casi cada 15 minutos aún cuando nadie te haya mensajeado o llamado.
  • Te sientes ansioso si no tienes tu celular a la vista o si no lo has revisado.
  • Crees que te perderás de algo importante si no estás al pendiente de el.
  • No puedes soltarlo ni siquiera en las juntas.
  • Pierdes más de 1 hora revisando tu celular y hasta te atrasas en tu cosa.
  • En la hora de la comida prefieres ver tu teléfono que conversar con tus compañeros.

Seguramente tienes una adicción con tu celular que podría estar afectando tu productividad.

 

 

¿Cómo contrarrestarlo?

Guarda tu teléfono

Evita tenerlo sobre tu escritorio o tus piernas. Te quitará la tentación de estarlo revisando.

Evita tener datos/herramientas que utilizas en tu oficina

Si necesitas una calculadora usa una tradicional, mantén tus contactos de oficina anotados en una agenda por si necesitas marcarles, etc.

Fija horarios y reglas para checarlo

Establece reglas que puedas seguir respecto a su uso como fijar pequeños breaks distanciados entre sí en los que te des la libertad de revisar si te llegaron mensajes o definir que tipo de acitividades podrás hacer con el mientras lo uses en horario de oficina.

 

Por Elizabeth Almazán