Es una receta súper sencilla, en tan sólo 5 pasos conseguirás este delicioso postre.

 

Ingredientes

  • 200 g de galletas María
  • 100 g de mantequilla derretida
  • Una lata de leche condensada (370 g)
  • 300 g de queso crema
  • 2 limones
  • Mermelada de fresa
  • Fresas para decorar

 

  • Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida hasta que se forme una masa compacta.
  • Coloca la mezcla en el fondo de un molde, aplánala con las manos para que quede distribuida de manera uniforme y guárdala en el congelador.
    Usa la batidora para mezclar la leche condensada con el queso crema y el jugo de los limones.
  • Vierte esta mezcla al molde y refrigera por 4 horas
  • Solo decora tu cheesecake con la mermelada y las fresas y ¡Listo!